China: La industria automotriz se pone de pie

Mientras la industria automotriz europea se encuentra paralizada, en China luego de haber superado la emergencia de salud se preparan para volver a trabajar.

De acuerdo con información dada a conocer por Automotive News, en estos momentos la industria automotriz europea está prácticamente paralizada al 100%, un camino que seguirá la industria automotriz en Estados Unidos, pero en Asia, parece que las cosas están cambiando y tras haber superado la emergencia de salud, se muestran fuertes para volver a trabajar.

Las fábricas de automóviles, centros de producción y concesionarios que hasta hace un par de semanas lucían abandonadas, ahora se declaran listas para ponerse en marcha, aunque los números de ventas de enero y febrero son absolutamente aterradores y las marcas seguramente necesitarán incentivos gubernamentales o para poder reactivar las actividades relacionadas con este rubro.

De acuerdo con informes de la Asociación de Concesionarios de Automóviles de China (CADA por sus siglas en inglés), el nivel de asistencia de público respecto a los números normales en esta época del año es en promedio del 53%, teniendo diferentes reacciones entre cada tipo de concesionario.

China

Según una publicación de Motorpasión, la CADA realizó una encuesta a 8,393 concesionarios franquiciados en China, obteniendo que las marcas locales y de bajo costo registran una asistencia promedio del 35% respecto a sus niveles normales, mientras que los concesionarios de marcas premium curiosamente registran una asistencia mucho más alta, del 57%, aunque las ventas no han mejorado y, de hecho, durante los primeros 15 días de marzo se registró una caída del 47%.

Por ahora el 9% de los concesionarios y salas de exhibición chinos permanecen cerrados, aunque prácticamente todos se encuentran ya a la espera de obtener el permiso de las autoridades para abrir sus puertas y retomar la actividad comercial lo antes posible.

Ante esta información surge que el gigante asiático parece estar recuperándose lentamente tras los estragos causados por la pandemia del Covid-19 en la región y luego algunos meses de terror y aislamiento, la industria automotriz china se está declarando lista para reactivarse.