Cómo funciona el sistema de seguridad satelital del Dakar

El Tripy y el Iritrack son sistemas de control de seguridad satelital que se utiliza en la caravana del Dakar. ¿De qué se trata? Mirá el video

El Dakar es una competencia única. No sólo por la peligrosidad. También por la compleja visualización y control de una competencia que recorre más de 7000 kilómetros, en este caso en Arabia Saudita, y que necesita de una fiscalización y monitoreo por demás precisos.

Para ello, en el Dakar se utilizan diversos dispositivos que permite a la organización contar con información precisa, no sólo para un control deportivo, sino, fundamentalmente, para reacciones en cuanto a la seguridad.

 


Antes del inicio de cada Dakar, la organización instala los diversos sistemas satelitales que servirán para monitorear a cada vehículo, no sólo de competición, sino todos aquellos que pertenezcan a la caravana Dakar y sean parte de cada campamento.

En este caso, la organización se encarga de instalar los distintos elementos en el puerto de Marsella, desde donde partió el barco con gran porcentaje de vehículos rumbo a Arabia saudita, como en Yeda, la ciudad donde se puso en marcha la competencia.

Los vehículos de competición, en todas las categorías, cuentan con el Iritrack, un instrumento de seguridad, conectado directamente a la batería, que transmite al PCO (el control de la carrera) informaciones calificadas en tiempo real. En caso de problemas, la organización podrá localizar al involucrado y comunicarse a distancia.

El piloto, a través del Iritrack, activa o solicita ayuda de emergencia en caso de algún incidente grave, propio o de otro competidor. También señala una situación que podría impedirle avanzar o ponerlo en peligro físico.

Ante estas situaciones, puede enviar una alarma y / o un contacto con el PCO. O también posee un sistema automático, que en caso de detección de un choque grave o de una parada prolongada del vehículo, el sistema transmite un mensaje de alarma al PCO con su posición GPS. A partir de allí, la organización intenta comunicarse. Asimismo, cada vehículo de competición debe contar con las balizas de socorro.

Otro elemento importante, y por supuesto obligatorio también, es el Sentinel, que permite comunicarse con otros competidores en caso de sobrepaso (a una distancia de 150 metros del vehículo que se superará), y también funciona como alarma accidente, si un vehículo representa un peligro para los concursantes que están llegando (por ejemplo si está tumbado detrás de una duna, vuelta de campana a la salida de una curva, etc). A través de una bocina y un flash luminoso, se advierte al resto.

Y por último está el Tripy, que se coloca en los vehículos que no son de competición, como los de la organización, asistencia de equipos, prensa, etc. Es un sistema satelital con un descuento automático de kilometraje, nota por nota, para cada roadbook. Permite una navegación correcta para trasladarse de un campamento a otro.

Pero además también dispone de un control para la organización. No se puede superar la velocidad máxima de cada lugar. El Dakar tiene un sistema propio de sanciones y multas.

También señala los peligros, una alerta en caso de salida del roadbook y una navegación con brújula para regresar al camino correcto.