¿Cómo será la movilidad después del Coronavirus?

Las primeras respuestas las están dando China y España. En el primero se originó la pandemia, y el segundo es uno de los países europeos más afectados por el virus.

Tanto en China como en España, una vez termine el confinamiento, por el temor al contagio, el automóvil toma ventaja sobre otros medios de transporte, en particular, sobre los sistemas masivos.

  • Te puede interesar: Las frases más destacadas de una semana intensa
  • Una encuesta de la consultora de mercados Ipsos, realizada en China a mediados de marzo reveló que la compra de vehículos podría dispararse en ese país donde justamente se originó el coronavirus. Las cifras de ventas de abril en el país asiático indican que Ipsos no se equivocó.

    Comparado con el mes de marzo, China registró un aumento del 43 por ciento en sus ventas de automóviles tras terminar el confinamiento. Según la Asociación de Fabricantes de Automóviles de China, CAAM, la producción de automóviles (2.1 millones de unidades) aumentó un 2,3 por ciento en abril en comparación con el mismo mes del 2019, y las ventas alcanzaron 2,07 millones de unidades.

    A los chinos les preocupa la incertidumbre que hay en otros países por el coronavirus y el efecto sobre sus exportaciones, por lo que siguen estimando una fuerte caída en las ventas este año, que sería el tercero a la baja después de que estas cayeran 2.8 por ciento en 2018 y 7,5 por ciento en el 2019.

    Volviendo a las cifras de Ipsos en China, el encuestador advirtió que habría un giro de 180 grados en el mercado cuando se retomaran las ventas. Una buena parte de los usuarios no quiere volver al transporte público por miedo a nuevos contagios.

    Según Ipsos, antes de que se desatara la pandemia en China, solo el 34 por ciento de la población encuestada prefería un auto particular. Ahora el coronavirus subió esa cifra al 66 por ciento, casi el doble.

    El temor al contagio hizo que el 72 por ciento de los encuestados se decidiera por un automóvil nuevo y un 66 por ciento mostró la intención de adquirirlo en los próximos seis meses.

    El coronavirus también introdujo un cambio radical en las razones de compra en China. El diseño, el confort o las prestaciones fueron relegados a otro plano. En su orden, las tres principales razones para la compra de un automóvil tienen que ver con la covid-19:

    1. Como una herramienta para reducir las probabilidades de contagio (77%).

    2. Las necesidades familiares (51%),

    3. La falta de confianza en el transporte público (50%). Incluso, hay una exigencia que antes no se mencionaba. Los chinos hablan de una “configuración saludable” en un automóvil, esto es, la exigencia de un sistema de aire acondicionado con filtro antigérmenes.

    autos españa

    En España, otro país fuertemente golpeado por la pandemia, el Observatorio de Conductores realizado por el Real Club de Automovilismo de España, Race, reveló que el 20 por ciento de los conductores que antes del coronavirus iban a sus trabajos en transporte público lo seguirán haciendo en ‘movilidad privada’.

    El Race hizo este estudio para establecer qué podría pasar una vez termine el confinamiento. Este mostró que todos los que utilizaban el automóvil para sus desplazamientos antes de la pandemia lo seguirán haciendo; y el 25 por ciento de los conductores habituales que iban a su trabajo caminando lo harán en un futuro en su automóvil.