Continúa con el mismo preparador y ya trabaja en el Ford

Gabriel Ponce de León seguirá con Fabián Giustozzi en los motores y junto a su papá y su hermano ya trabajan en el Ford de Turismo Carretera

En el taller de la familia Ponce de León ya se trabaja en función de la fecha apertura del Turismo Carretera que será el 16 de febrero. La categoría arrancará su año, como es habitual, en el autódromo de Viedma y Gabriel dará inicio a una nueva temporada.

Por tal motivo en sus instalaciones ya están trabajando en el Ford para dejarlo en condiciones. En dialogo con Carburando el juninense, sobre los que están haciendo, comentó: “Tanto mi papá, Roberto, como mi hermano, Mariano, ya está en plenas funciones y metidos sobre el auto. Se desarmó por completo, se le está haciendo un repaso profundo aprovechando que hay más tiempo y se le están haciendo algunos cambios con el objetivo de buscar más competitividad. En lo que a mi me toca estoy trabajando muy fuerte en la parte presupuestaria que no está nada fácil”.

Leer más: Fin de las vacaciones: Comienzan los trabajos en el TC

En cuanto a la preparación de su planta impulsora, el de Junín confirmó que sigue como terminó el 2019. “En los motores continuará Fabián Giustozzi que ya se encuentra en esa tarea. En forma conjunta decidimos continuar en este 2020 y esperamos tener muy buenos resultados”.

Por último Gabriel dejó abierta la posibilidad de estar probando previo al primer capítulo del TC que se hará en la puerta de la Patagonia Argentina. “Nuestra idea es hacerlo girar en el circuito de Olavarria un par de vueltas para chequear que todo esté bien. Seguramente lo haremos cuando emprendamos el viaje rumbo a Viedma”.

Leer más: Chevrolet y una ventaja importante en el TC