Crónica de un campeonato anunciado

Matías Rossi junto a Toyota lograron el título de Top Race. No fue sorpresa. Fue producto de una larga preparación que iba a entregar su fruto

El equipo Toyota de Top Race festejó su primer campeonato dentro de la categoría. En su tercera temporada la estructura que conduce Darío Ramonda logró la corona, de la mano de Matías Rossi, cuando resta una fecha para la finalización del torneo. El logro obtenido no es sorpresa. El Team hizo las cosas de menor a mayor, desde que se incorporó a la categoría, y en el presente calendario se notó su contundencia. Todos lo daban como favorito. Juntos lograron 5 poles, ganaron cuatro finales, fueron segundos en cuatros fechas, en cuatro oportunidades subieron al tercer escalón del podio y no abandonaron a lo largo del año.

Rápidos arriba y abajo del auto

Cuando el equipo Toyota se metió en el Top Race sabía que el camino a transitar no era el de los más fáciles. El grupo de ingenieros y de mecánicos llegaban a un territorio totalmente distinto al que estaban acostumbrado a moverse. Tenían que conocer los secretos de un auto de competición al que no conocían. Debían enfrentar a estructuras que ya tenían un largo recorrido dentro del Top Race y que contaban, cosa que ellos no, con toda la experiencia en este tipo de vehículos. Fue ahí donde la marca japonesa supo adelantar los pasos. Contrataron el asesoramiento de un experimentado ingeniero. Llamaron a quien conoce cada detalle de un Top Race. Lo llamaron a Maxi Juárez. Con el comenzaron a transitar un poco más rápido ese camino y les permitió incorporar conocimientos de manera más efectiva. Si bien consiguieron muy buenos resultados y fueron parte de las definiciones sabían que les faltaba para estar bien arriba.

Leer más: Ramonda: "Este año estaban dadas las condiciones para llegar al título"

La llegada de Claudio Pfening

Luego de la salida de Maxi Juárez llegó el momento de hacer todo en casa y de seguir apostando para lograr el objetivo mayor. El 2018 tuvo a Toyota como protagonista pero tampoco pudieron conseguir el título. Es por eso que para esta temporada tomaron la decisión de tener otro asesoramiento y fueron en búsqueda de Claudio Pfening. Quien venía de ser protagonista en el SDE Competición pasó a meter manos en los Camry y la evolución se noto. Esa también fue una buena jugada, y rápida de Toyota, pensando en el futuro. Lo que querían lograr, lo lograron el domingo.

Otro aporte valioso

La incorporación de Mariano Altuna fue otro punto clave del equipo Toyota. Si bien no pudo ser parte de la definición, desde los números, el rol del piloto de Lobería fue sumamente importante. Su aporte, junto al de Pfening que ya habían demostrado mucho, fue valioso a la hora de aportar datos. Ambos fueron la llave que abrió puertas para que tanto el equipo como Matías Rossi no tengan obstáculos a la vista. La efectividad, la regularidad, la contundencia, el conocimiento adquirido y el haberse rodeado de gente muy importante hicieron que Toyota gritará campeón y está muy bien.

Leer más: Todos los campeones del Top Race desde 1997