Dakar: se accidentó y su padre también abandonó para asistirlo

Historias que no dejan de sorprender en el Dakar. En este caso, padre e hijo y una actitud valorada. Bolivia tenía gran expectativa en la familia Nosiglia, tradicional en este tipo de competencias. Walter, en cuatriciclos, y sus hijos, en motos, competían en el Dakar 2019. El más experimentado marchaba en el 9° puesto, pero hoy, en la tercera etapa, entre San Juan de Marcona y Arequipa, su hijo mayor, Walter Jr, se cayó y se fracturó un brazo, con lo que abandonó la prueba.

Su padre no lo dudo y pese a permanecer en una posición expectante, decidió desertar del Dakar para acompañar a su hijo al hospital, donde recibió la atención necesaria ante este tipo de accidentes. Su otro hijo, Daniel, también quiso abandonar, pero su padre lo convenció para que siguiera en competencia.

 “Me duele más el corazón", dijo Wálter Nosiglia padre al llegar al campamento de San Juan luego de confirmar su abandono. Walter Junior, de 25 años, que corría en 2019 su tercer Dakar, se accidentó en el kilómetro 22 de la etapa y según los reportes preliminares habría sufrido una doble fractura en su antebrazo derecho.

Walter Nosiglia Jr también se había fracturado el año pasado en el Dakar, esa vez en la muñeca y en la cuarta etapa. Ahora marchaba en la 18ª posición.

El equipo boliviano, tras el abandono de los dos Nosiglia, queda ahora representado por los Daniel Nosiglia, Fabricio Fuentes y Danny Nogales en motos; Leonardo Martínez en cuadriciclos y Luis Barbery en coches.

Historias familiares en medio de la vorágine de una carrera tan agitada como alocada, como es el Dakar.