Educación Vial: Entre la creencia popular y la ley

La justicia condenó a un automovilista que provocó un accidente fatal. El chofer de un colectivo le hizo señas con la luz de giro izquierda.

Como consecuencia de un accidente fatal ocurrido el 13 de Agosto del año 2015 en la Ruta Nacional 22 a la altura del kilómetro 759 cuando,  un colectivo de larga distancia -que circulaba adelante de una camioneta-encendió la luz de giro izquierda y el conductor de la misma,  pensó que lo habilitaba a pasar y se lanzó pero, en medio del adelantamiento observó que el micro iba "chupado" a un camión y aceleró porque el tramo era más largo. De repente y se presume –según una publicación del diario La Nueva de Bahía Blanca – que producto de la niebla el conductor de la camioneta observó la silueta de un camión de frente, con las luces de posición encendidas y en la fracción de segundos que tenía para decidir , optó por tirarse a la banquina opuesta.  El camión de frente clavó los frenos y evitó el impacto con la camioneta, pero otro transporte que venía atrás de éste lo esquivó y también fue hacia la banquina y chocó violentamente con la camioneta. La Cámara Penal de Bahía Blanca confirmó hace algunos días la pena en contra del conductor de la camioneta con 3 años de prisión en suspenso y 7 de inhabilitación para conducir.

¿Guiño izquierdo sí o no?

Hay algunas reglas básicas que no son demasiado claras, al menos para la mayoría de los conductores. Tal es el caso de la señal que suelen utilizar algunos camioneros en ruta para dar paso al vehículo que viene atrás. 

Todos los que acostumbran a viajar en ruta han advertido que, por una conducta cuyo origen se desconoce, la mayoría de los vehículos y camiones que circulan despacio utiliza el guiño izquierdo para avisar que no viene nadie de frente y que es seguro adelantar, mientras que usan el derecho para advertir  que hay un vehículo que se aproxima en la dirección contraria. 

Sin embargo, el artículo 42 de la Ley Nacional de Tránsito señala: “Para indicar a los vehículos posteriores la inconveniencia de adelantarse, se pondrá la luz de giro izquierda, ante la cual estos se abstendrán del sobrepaso”.

La costumbre equivocada de hacerlo al revés, motivó varias campañas como, por ejemplo, la que fue iniciativa del 3° Distrito Tucumán de la Dirección Nacional de Vialidad, que inició una campaña para utilizar los guiños para esa situación de la siguiente manera:

Guiño izquierdo encendido: No me sobrepases. Viene un auto de frente.

Guiño derecho encendido: Podés sobrepasarme. Camino despejado.

Educación Vial

¿El origen de la confusión?

Publicaciones especializadas en materia de seguridad vial aseguran que no hay certeza acerca del origen de la confusión sobre el uso del guiño izquierdo en las rutas argentinas.

Sin embargo, según expresa el portal autoblog- la leyenda urbana apunta a una marca europea de camiones como la generadora de las dudas que hoy están instaladas casi como verdad absoluta.

Dicen que durante la década del ’60, la firma automotriz publicó un manual de conducción que obsequió a camioneros de todo el país, con consejos básicos de mantenimiento y algunos tips prácticos, entre los cuales figuraba la señalización de adelantamiento a vehículos que circulaban detrás de los camiones en las rutas.

El uso del guiñe izquierdo como código de impedimento de sobrepaso, que para entonces era regla en otras partes del mundo, sufrió una modificación en el folleto nacional.

La misma versión asegura que el redactor del compendió nacional fue quien cometió el error y lo explicó al revés.

Pese a que la manera correcta era usar la luz izquierda para avisar que venía otro vehículo de frente, se empezó a usar a la inversa.