El coronavirus paralizó la construcción de autos en el Turismo Pista

Por la cuarentena obligatoria, la categoría postergó su tercera fecha y los equipos pausaron sus trabajos.

El COVID-19 puso en pausa al automovilismo argentino y en esa interrupción se detuvieron la construcción de numerosos nuevos autos dentro del Turismo Pista, categoría que logró disputar sus dos primeras fechas, pero debió postergar su tercera contienda, que estaba prevista para el 12 de abril en el autódromo de Concordia.

Dentro de la Clase 3, uno de las unidades que verá la luz cuando vuelva la actividad es el Ford Fiesta Kinetic de Cristóbal Riestra. El ZP Sport ya finalizó la jaula antivuelco y estaba en proceso de pintura cuando se decretó la cuarentena obligatoria. Con la llegada del producto del “óvalo azul”, el sureño dejará el Clio con el que arrancó el certamen.

Por su parte, Juan Cruz Talamona apostará por el Toyota Etios de cara a la continuidad del calendario. El ex campeón de la divisional no tuvo los resultados esperados arriba del Kinetic con el que hizo las dos primeras citas y buscará ser nuevamente protagonista con el modelo japonés. En tanto, el oriundo de Avellaneda también encaró la construcción de un Volkswagen Up de Clase 2 para Federico Viva.

Uno de los posibles debutantes en la segunda parte del año en la división mayor es Emiliano Urquiza. El de Freyre está armando un Etios en el taller que tiene Nicolás Kern en la ciudad de Esperanza. El cordobés podría incursionar a nivel nacional, pero tampoco descarta seguir en el ámbito zonal.

En tanto, Franco Fauret había empezado con la construcción de un Toyota. Sin embargo, el de Benito Júarez desestimaría el proyecto por cuestiones de presupuestaria y tendría en mente poner en venta el auto, el cual ya cuenta con la jaula antivuelco terminada.

Leer Más: El Turismo Pista posterga su campeonato 2020

En la Clase 2, Carlos Freire prepara dos autos cero kilómetros. El más avanzado es un Volkswagen Up, el cual pasaría a manos de Tomás Vitar, mientras que también está abocado a un Fiat Mobi, que es propiedad de Rodrigo Avale.

Siguiendo la línea de la marca alemana, Carlos Piaggentini alista una unidad para Juan Palacios, piloto que proviene del Turismo Pista Entrerriano 1600. Otro de los que está en la misma situación es Gustavo Taranta, quien ya tiene la estructura lista de un Up para acompañar al que maneja Facundo Ríos dentro de su escuadra.

Fabio Fiornovelli también apostó por Volkswagen. El preparador de Arroyo Seco se encuentra trabajando sobre una unidad que será para Mariano Sala. En tanto, Nicolás Bonfiglio le está dando forma a un proyecto con dos Up de cara al 2021. Al de Nueve de Julio lo acompañaría su coterráneo Nicolás Ruiz.

Quien se volcó hacía el Fiat Mobi es Diego López. El hombre de Lanús se encuentra en pleno armado de un modelo de la marca italiana para Mariano Matheu, quien haría debutar el auto en el zonal para luego desembarcar de lleno en el Turismo Pista.

Por último, Fernando Monti tendrá bastante trabajo para la segunda parte del 2020. El preparador de Pilar está sobre un UP, mientras que espera que Lucas Benincasa le entregue el casco del nuevo Ford Ka que estrenará Diego Vaño.