El Mundial de Superbike ordenó su calendario 2020

El certamen donde compite Tati Mercado dio a conocer como quedará su torneo, que reiniciaría el 5 de julio.

El Mundial de Superbike dio a conocer la reorganización de su calendario 2020, el cual sufrió seis modificaciones. En lo que va de la temporada, la categoría pudo abrir su campeonato en Phillips Island el 1 de marzo y a la jornada de hoy, postergó cinco competencias y canceló una.

El reinicio del Superbike sería el 5 de julio en Donnigton Park, cita que originalmente ocupaba la octava prueba del año. La continuidad será el 2 de agosto en Oschersleben, Alemania y luego seguirá Assen, escenario que iba a recibir al Superbike el 18 de abril y se aplazó para el 23 de agosto.

Aragón será sede de la sexta contienda, el 30 de agosto. Motorland tenía asignada la fecha del 24 de mayo y fue enviada al octavo mes del año. Por su parte, Portimao será el epicentro de la séptima cita, el 6 de septiembre, manteniendo su agenda original.

Al igual que el circuito luso, Barcelona también albergará al Superbike y lo hará el 20 de septiembre, tal como estaba previsto. Aunque en vez de ser la undécima competencia, será la octava.

Leer Más: Tati Mercado: “Acá en Italia el cuadro de algunos lugares asusta”

El trazado francés de Magny Cours dejará de ser la penúltima fecha para ser la novena, el 4 de octubre, y la competencia en El Villicum ya no le pondrá fin al calendario, sino que será el décimo evento del 2020, el 11 de octubre.

Los últimas dos carreras son eventos que fueron reprogramados. Jerez de la Frontera iba a tener al Superbike el 29 de marzo pasado y ahora lo cobijará el 25 de octubre, mientras que Misano será el cierre del ejercicio el 8 de noviembre. Vale recordar que el escenario italiano había pactado la cita de manera inicial para el 14 de junio.

En tanto, Qatar era sede de la segunda fecha, que debía correrse el 15 de marzo, pero fue postergada y aún no se desconoce si se llevará a cabo. En tanto, Imola era la plaza del quinto round, el 10 de mayo, pero los organizadores, la Federación Internacional de Motociclismo y el promotor Dorna WSBK decidieron cancelar la prueba.