El Pato Silva...en las carreras importantes

El Pato Silva ha acumulado en su dilatada trayectoria deportiva triunfos muy relevantes. Campeón en casi todas las categorías en las que participó, el piloto chaqueño, acuña grandes logros no solo a nivel nacional sino internacional.

El Pato Silva ganó los "1000 km. de Bs. As." de Turismo Carretera, en los festejos de los 80 años de la categoría más añeja del continente. 

Una vez más el piloto chaqueño demostró que tiene experiencia pero además es un elegido a la hora de festejar en una competencia de gran envergadura.

Sin duda alguna la experiencia que acumuló en sus carreras en las "24 horas de Nürburgring", competencia que ganó con un porsche en 2013, le sirvieron para hacer un planteo conservador firme y con una apuesta fuerte al final. Se podría decir que con el joven Juan Tomás Catalán Magni, toda una promesa en el automovilismo, conformaron la mejor dupla para este tipo de carreras conjugando experiencia y juventud.

Pero la rica historia del Pato Chaqueño no solo se remite al TC donde debutó y ganó, donde ganó la carrera 1000, donde le robaron una carrera en Bs. As. por un sensor y un campeonato por el Playoff, sino también a su exitosa participación en el TC2000 logrando un campeonato y ganandole en su momento al Gurí Mrtínez y al Flaco Traverso, luciendose en una edición impecable junto al Tato Bosio de los "200 km de Bs. As.", padeciendo aquella arrebatada de Traverso en San Juan y a la carrera siguiente reponiendose y ganando de nuevo.

Fue protagonista en sus comienzos de la Fórmula Renault de 1993 ganandole un campeonato que tenía entre otros nada más ni nada menos que a Guillermo Ortelli y al tucumano Roberto Sánchez.

También lo fue en el Top Race donde por poco no fue Campeón en el 2004.

Hombre inquieto y pasional si los hay ya que se le animó al mismisimo Dakar no desentonando y soportando uno de sus peores accidentes en el automovilismo.

Me acuerdo que se lo invitó a correr en las históricas y simpáticas camionetas donde el hombre demostró su jerarquía y ganó sin estridencias.

El pato ya acumula más de dos décadas de automovilismo y es ya uno de los consagrados pilotos argentinos de todos los tiempos. Sin la explosión ni la idolatría de otros, Silva se ha ganado un lugar muy importante en la galería de personajes exitosos de las carreras de autos.

De manejo prolijo, seguro y con una gran experiencia a la hora de correr ha demostrado que con 44 años todavía esta para hacer cosas importantes y que en este deporte no solo los jovenes pueden ganar.

El Pato lo disfruta, manifestó estar feliz y a lo mejor por su momento, trayectoria e importancia de este último logro, la copa de ganador la pone al lado del único trofeo que guarda en el comedor de su casa, el del hustórico triunfo en el "Infierno Verde" alemán.