El pedido de sellar los motores genera ruido

Cada vez que se solicita sellar los motores de Turismo Carretera a los preparadores les genera malestar. Algunos equipos quieren sellarlos por tres fechas

 El posible sellado de los motores dentro del Turismo Carretera está generando tanto o más ruido que el que genera el propio motor. Desde hace un tiempo se viene escuchando que sería ideal precintar las plantas impulsoras del TC por una par de competencias. En los últimos días, en un grupo de Whatsapp, algunos responsables de equipos tiraron la idea de sellar el motor por tres finales. Esa propuesta presentada a la ACTC genera sin dudas, más allá de que no lo hagan públicamente, mucho malestar en los preparadores. “Le quieren hacer creer a la gente que somos los malos de la película”, fue lo primero que señaló alguien que trabaja desde hace tiempo. Por otra parte, otro preparador, manifestó que es consciente que los costos deben bajarse aunque consideró que “el motor, en el presupuesto, es lo menos costoso”.

Ante la consulta que le hizo Carburando a quienes entienden de la materia, la mayoría coincidió que sellar los motores tiene más contra que pro. “Ya se hizo una vez y no resultó”, comentó más de uno. Por otro lado comentaron que achicar en dicha área es achicar en la mano de obra. Si hay algo en que todos coinciden es que “sellar los motores lleva a poner un monto fijo en el alquiler, pero no debemos olvidarnos que los gastos del taller siguen siendo los mismos”.

Leer más: El petitorio presentado a la ACTC donde no todos están de acuerdo

Inflación y dólar

Cuando los preparadores comentan su situación lo primero que traen a la mesa son las facturas de los repuestos. Lamentablemente en la Argentina las cosas van cambiando día a día y lo que vale un repuesto hoy no vale mañana. Este es un tema que también preocupa. “Del mes de marzo, cuando arrancó la cuarentena, a la fecha, las cosas aumentaron cualquier cantidad. Para que tengan una idea el juego de pistones aumentó en $ 9.000. Son varios los elementos que está en dólares y ese billete sube cada rato”, sostuvo otro referente.

Si bien hasta acá son todas propuestas y comentarios, la realidad marca que en concreto no hay nada. Igualmente, por las dudas, los preparadores están en estado de alerta y manifiestan las mismas frases. “No tiene sentido”. “El preparador siempre queda expuesto”. “A la larga a un preparador se le complica”. “No se puede poner a todos en la misma bolsa porque cada uno tiene un arreglo”.