El poderío de Renault se concentra en el trabajo de equipo

El equipo Renault Sport volvió a demostrar todo su potencial. Ellos manifiestan que no hay secretos y si mucho trabajo en equipo para lograr el objetivo

Marcelo Ambrogio fue claro cuando realizó una comparación entre los tres campeonatos ganados con Renault. Manifestó que el primero fue sensacional porque la marca del rombo hacía más de veinte años que no salía campeón. El segundo porque se demostraba que el primero no había sido por casualidad y el tercero porque ratifica todo el potencial que tienen para mostrar.  Y es verdad. Hoy Renault tiene un enorme poderío. Tienen un poder increíble de fuerza para realizar las cosas. De la mano de ese poderío va la dedicación que es la atención y el esfuerzo que en este caso un grupo de personas le dedican a una actividad. Los del rombo volvieron a pelear por el título como si fuese el primero.

Un párrafo aparte merecen los directivos de la automotriz. Tienen una política que aporta al resultado final. Para ellos tener todo cerrado para el año siguiente, antes de que finalice la presente temporada, es muy importante. En estos tiempos eso genera tranquilidad y no es un dato menor. La confianza depositada no tiene precio y a la hora de trabajar se nota. Entre las tantas cosas que hay para destacar del equipo Renault debemos remarcar la tarea de sus ingenieros. Han logrado tanto con el reglamento anterior como con el actual hacer una diferencia. Mucho más en este. Hay muchas horas de estudio para tratar de exprimir al máximo el rendimiento del auto. Ni hablar de sus mecánicos. Días y horas dedicados a una pasión.

Leer más: Ambrogio, el jefe que trabaja de empleado

Tampoco debemos olvidarnos de los pilotos. Luego de un arranque complejo del proyecto entendieron que había que trabajar en equipo y así lo hicieron. En el momento que debieron colaborar lo hicieron y fue fundamental en este tema la tarea de Migue Ángel Guerra.

Renault fue un dominador claro en los últimos años dentro de la categoría. Merecidamente ahora vendrán horas de festejo. Serán cortos porque ya está pensando en el 2020. Quienes integran la estructura, desde el primero hasta el último, se grabaron en su mente un concepto, el de trabajo en equipo: Entendieron que es un “Grupo de personas con perspectivas organizadas y claras sobre sus metas, donde cada uno hace una cosa pero todos tienen un objetivo en común”. En este caso, el de salir campeón.

Leer más: La alegría del equipo campeón