El Turismo Pista espera por una gran cantidad de autos nuevos

Para los próximos meses y el 2021, la categoría sumaría 31 flamantes unidades entre sus tres divisionales.

La habilitación de distintas actividades le permitió a los talleres del Turismo Pista reanudar su trabajo. Con esta posibilidad, se reinició la construcción de autos nuevos, tarea que se había detenido en la primera parte de la cuarentena impuesta por el Gobierno Nacional a fin de poder frenar el avance del Coronavirus.

Uno de los equipos que retomó las labores fue el Diego Lopéz Racing. La escuadra de Zona Sur avanza sobre dos Fiat Mobi, uno que será para Mariano Matehu y otro para Juan María Alonso. En tanto, también están armando un Volkswagen Up para Juan Pablo Abente y un Ford Fiesta Kinetic para Joaquín Volpe.

Por su parte, el Edicar Racing también puso manos a la obra. Carlos Piaggentini se encuentra trabajando sobre un Up para para el debutante Juan Palacios y tiene otro producto de la marca alemana listo para comenzar a confeccionar la jaula antivuelco. Además, ya salió de pintura el Fiat Uno 0Km para Fernando Curra.

Otra de las escuderías que se renovará será el Tigre Racing, que está abocada a culminar los detalles finales en el Etios que estrenará Fernando Moni. La idea de Luis Gerstner es construir dos autos más de la terminal japonesa para cambiar las unidades que actualmente correr los hermanos Daniel y Alfredo Lestard. También actualizaron el Voyage con el Pablo Collazo (h) volverá a la categoría.

El MA Motorsport es otro de los equipos que se sumó a esta tendencia. La factoría de Mariano Aranda hizo debutar el primer Mobi de la mano de Valentín Bugliotti y ahora pondrá el segundo en pista, con Marcelo “Papel” Bugliotti como piloto.

Dentro de la Clase 2, el Pilar Racing volverá a pista con una novedad. Tal como lo hiciera con el Fiat 500 de Leandro Elizalde, Fernando Monti está armando el primer Ford Ka de nueva generación, el cual fue construido por Lucas Benincasa y estará en manos de Diego Vaño. Además, la formación del “Sordo” se encuentra ensamblando un Volkswagen Up.

El producto germano es uno de los más elegidos en la divisional intermedia. Nicolás Bonfiglio está construyendo dos en Nueve de Julio, mientras que el Robledo Competición reemplazará sus Corsas con dos unidades, las cuales serán elaboradas por Benincasa.

En tanto, el Fiornovelli Sport Group hace hincapié en un Up para Mariano Sala, lo mismo que Carlos Freire, quien arma uno para Tomás Vitar. El preparador de Bernal también esta con un Fiat Mobi que es de Rodrigo Avale.

Con vistas a lo que será su desembarco en la Clase 2, Nazareno Moscetta encaró el armado de un Mobi en Mendoza. Por su parte, Andrés Cicarelli regresará a la división que lo vio campeón en 2017 con un Up construido por Daniel Bróccoli y que será atendido por Juan Cruz Talamona.

En el caso, Talamona tendrá actividad en dos frentes importantes, ya que está preparando un Up para Federico Viva y en la faz personal dejará el Fiesta Kinetic con el que arrancó este año y pasará a un flamante Etios.

Tras un accidente doméstico después de la cita en Alta Gracia, Pablo Vázquez sufrió la pérdida de la unidad con la que afrontó el 2020. Sin embargo, junto a Gabriel Corsi le encargaron un nuevo a Up a Benincasa, el cual ya fue entregado y está listo para el armado final.

Producto del parate, Gustavo Taranta detuvo de manera momentáneamente los trabajos en el Volkswagen que acompañará al que corre desde la temporada pasada Facundo Ríos. En tanto, Luciano Martínez evalúa renovar su auto para el año que viene, así que está analizando que modelo abordar para cambiar su Chevrolet Celta.

En la divisional mayor, el Etios es el auto más elegido. A los proyectos encabezados por el Tigre Racing y Talamona se suman el que está confeccionando Jorge Baliñas para anexarlo a los dos Nissan March y los dos Chevrolet Onix que tiene hoy en día dentro del Febase Performance.

Además, dos debutantes ingresarán con el producto nipón. Emiliano Urquiza serán de la partida con un vehículo que es construido en el taller de Nicolás Kern en Esperanza, Santa Fe, mientras que Matías Quaglia hará su estreno arriba del bólido del JPM Racing, que es armado por Gonzalo Ceballos y motorizado por Ariel Guerini.

Por último, Cristóbal Riestra pasará del Clio al Fiesta una vez que se reanude la temporada 2020, ya que el ZP Sport tiene avanzada la unidad con la que el oriundo de Río Gallego tendrá continuidad en la clase mayor.

Tras haber dado un aporte económico a sus preparadores para palear la inactividad, el Turismo Pista tiene la proyección de contar con 31 autos nuevos entre este año y el próximo. Hasta el momento, la Clase 1 verá un flamante vehículo en pista, la Clase 2 será la más numerosa con 21 y la Clase 3 sumará nueve máquinas en los próximos meses.