Emilio Satriano, el homenaje a un grande

Emilio Satriano será homenajeado hoy en su ciudad natal. A las 19 será el acto en la Ruta 30 y Av. Suárez. Recordarán a Pablo, su hermano

Emilio Salvador Satriano fue, es y será uno de los referentes más grandes que tiene el hincha de Chevrolet. Desde su debut en Turismo Carretera, en el año 1980, el de Chivilcoy siempre corrió con la marca y con el paso del tiempo se fue convirtiendo en uno de sus ídolos. Todo se potenció con el campeonato obtenido diez años después de su llegada a la categoría. El Obispo, sobrenombre que le habían colocado, se retiro de la categoría más popular en el año 2000. Su despedida selló más su nombre y con el correr del tiempo su figura siguió estando en lo más profundo del corazón de los hinchas. Para los simpatizantes del moño Satriano, es Satriano. Emilio nació un 28 de junio de 1952 y va a cumplir 67 años de edad. Su actividad en el automovilismo pasó por la Copa Citroen con un 2CV, por el Turismo Nacional con un Fiat 128 y hasta llegar al momento más esperado. El debut en el TC.

Leer más: Presentan en Necochea el Ford Falcon de Johnny De Benedictis 

Su primera victoria en el TC fue un 19 de abril de 1981 en una Vuelta de Olavarria. A partir de ahí comenzó su escalera al éxito cosechando victorias. En el campeonato siguiente Emilio ganó en cuatro oportunidades. Las vueltas de Concordia, Pergamino, Punta Alta y la carrera disputada en el autódromo de 9 de Julio. En el 83 Satriano cosecha dos triunfos más. Gana en Santiago del Estero y en Junín. Al siguiente año el Obispo no gana nada y vuelve a la victoria en 1985. Vence en San Lorenzo y nuevamente en el circuito El Panorámico de Junín. El campeonato del 86 también fue bueno y se queda con las finales de Tandil, San Miguel del Monte y La Plata.

Para los hinchas de Chevrolet las posibilidades de gritar campeón con Emilio Satriano estaban cada vez más cerca. En 1987 triunfó en tres oportunidades: 9 de Julio, Buenos Aires y Olavarria, en el 88 ganó en Alta Gracia y en el 89 en Bahía Blanca.

El campeonato, el autódromo de Balcarce como favorito, la falta de triunfos y el retiro

El año más recordado para la familia Satriano y todos sus hinchas es 1990. Allí logra su único título en la categoría. La locura fue total. En esa temporada gana cuatro carreras. Balcarce, Lobos, Bahía Blanca y Olavarría. Grita campeón.

En 1991, y ya con el uno en sus laterales, llega una sequía de casi cuatro campeonatos sin ganar. Recien en 1994 vuelve al escalón más alto del podio ganando la final de Balcarce. Dicho escenario termino siendo uno de sus favoritos. Repite el triunfo en el 95 y en 1996. Ese mismo año también gana la carrera de dos pilotos en Buenos Aires, con Patricio Di Palma como invitado, la de La Plata y otra en Buenos Aires. Esta última se disputó un 3 de noviembre y fue su último triunfo. En total consiguió 27.

Leer más: Realizarán un homenaje a los hermanos Satriano

En el año 2000 decidió retirarse del TC. Casi 20 años después, el hombre de Chivilcoy sigue siendo un referente para los de la marca y un histórico para el mundo del TC. Hoy, sábado 5 de enero, será agasajado por el pueblo chivilcoyano y recordarán su hermano Pablo que falleció hace muy poco. Ambos hicieron historia en el TC y dejaron su huella.