"En Argentina se siguen repitiendo las fórmulas que no funcionan"

Ricardo Juncos pasó por Escudería Carburando y opinó sobre la mirada que tiene nuestro país sobre el automovilismo norteamericano.

La edición 105 de las 500 Millas de Indianápolis tuvo la particularidad de contar con 135.000 espectadores en las tribunas, lo que marcó un hito en el contexto que atraviesa el mundo con la pandemia de Covid-19. Ricardo Juncos fue entrevistado en Escudería Carburando y contó cómo vivió la tradicional competencia. Además, fue crítico con la mirada que tiene Argentina sobre el automovilismo norteamericano.

“Desde mi oficina se ven las tribunas de Indianápolis y este año nos tocó verla desde el público. Realmente fueron muy emocionantes las 500 Millas. Como digo siempre, por más que uno vaya habitualmente, en todas las ediciones es como la primera vez porque todo es demasiado fuerte. Son de esas sensaciones que hay que vivirlas para poder entenderlas y fue muy lindo ver tanto público, lo que marca que ya estamos volviendo a la normalidad”, manifestó Juncos en primera instancia.

Leer más: Milla: "Para llegar al Súper TC2000 es clave la Fórmula Renault 2.0"

Y agregó: “Se vio un evento fantástico. La emoción que te genera estar ahí, más en todo lo previo a la carrera. Acá luego de las 500 Millas se celebra el Memorial Day, que es la jornada donde se recuerda a los soldados caídas en distintas guerras, lo cual nunca se pierde acá y por eso considero que volvimos a la normalidad. Los pilotos están con sus familias antes de largar y sabemos que rozan los 400km/h, lo cual deja la puerta abierta a que todo pueda pasar, cosa que se siente en el clima. Esta es una carrera que cada vez me gusta más”.

Además, opinó sobre lo que fue el trámite de la carrera que gano por cuarta vez Helio Castroneves. “En la carrera en sí, no hubo tantos accidentes como en otras ocasiones. Lo que si me llamó la atención fue la cantidad de incidente que hubo en el ingreso a los pits por problemas en los frenos delanteros. La competencia fue muy entretenida porque hubo muchos sobrepasos y también distintos punteros. Sobre todo el final, lo que hizo Palou como debutante fue increíble, le peleó mano a mano a Castroneves. Además, ambos con motores Honda, que creo que tenía un poco de ventaja en esta carrera puntualmente”, aseveró.



En tanto, el titular del Juncos Racing analizó la realidad política que  se vivió en el lugar donde reside. “En Indiana nunca estuvieron muy de acuerdo con el uso el barbijo. Acá el año pasado tuvimos elecciones y fue una batalla porque es un estado netamente republicano, por lo cual la mayoría estaba a favor de Trump. Si usabas la mascarilla eras de Biden, si no eras de Trump, lo cual fue toda una locura. Hubo mucho manejo político de la pandemia y uno nunca sabrá la verdad de las cosas. Pero más allá de nunca hubo una orden del gobierno, siempre se apeló a la consciencia del ciudadano común y creo que en ese sentido se hicieron las cosas muy bien. La gente tiene mucha educación y se entendió la situación. La 500 Millas con tanta gente marcan que gran parte de la población está vacunada. Realmente había un muy buen ánimo en la gente y eso hizo que la carrera sea muy especial. Volvimos a nacer como pueblo y fue un mensaje muy importante en líneas generales”, expresó.

Al momento de hablar de por qué los pilotos argentinos no prueban suerte en el automovilismo americano, el nacido en Tigre fue tajante en su apreciación. “Hay que creer que en Estados Unidos también se puede. Siempre pongo el ejemplo de Guerrieri, que cuando volvió de Europa corrió en Indy Lights y perdió dos campeonatos seguidos. El segundo contra un chico que venía de consagrarse en la Pro Mazda. Podemos decir que hay patrocinadores para un piloto argentino en Europa, pero cuantos hay hoy en día que siguen intentando y gastando su propio dinero. En Argentina, en todos los aspectos, se siguen repitiendo las fórmulas que no funcionan, en vez de apostar por algo que rinde”, sentenció.

Leer más: Súper TC2000 y Top Race correrán juntos en Buenos Aires

“A modo de anécdota, la familia de Rinus Veekay pasó la primera parte de las 500 Millas con nosotros en la tribuna porque no llegaron a su sector vip. Entre él y Conor Daly, dos pilotos ex Juncos Racing, se disputaron la punta de una carrera emblemática. Cuantos pilotos llegaron a la Indy Car como Chaves, Pigot, Caram y Dally. Ellos no tienen entornos adinerados, pero lograron llegar. Apostaron al Road to Indy, a las carreras de formación en Estados Unidos. Acá el sistema está formado y funcionando. Es cuestión de que los argentinos dejen de mirar al 'Viejo Continente'. No creo que sea la Fórmula 1 o la Indy Car, es la Indy Car o nada. No sé quién puede pensar que se puede llegar a la F1, que si te metes a correr en uno de los equipo del fondo de la grilla, no entiendo que tiene de lindo que te ganen siempre por siete segundos una carrera. Creo que el tiempo me está dando la razón”, se explayó.

Por último, Juncos señaló que intentarán regresar con su equipo a la Indy Car en un futuro no muy lejano. “Estoy recibiendo de vuelta el auto que corrió Simona De Silvestro en dos semanas. Vamos a tratar de redondear las posibilidades que tenemos, que aparentemente pintan muy bien. Pero hasta que no se firma todo, no se pueda dar por hecho nada. La idea es intentar hacer algunas carreras sobre fin de año, con la intención de continuar de alguna manera en Indy Car durante 2022, que es el sueño que tengo”, cerró.