En el archivo del TC: Hoy Raul Sinelli

Raul Sinelli dejó su sello en el TC. Fue protagonista y ganó dos finales. Una en 9 de Julio y otra en Buenos Aires. Acá la entrevista al hombre de Pergamino

Hay nombres que fueron parte del Turismo Carretera que por más que pase el tiempo van a aquedar grabados en la historia de la categoría. Muchos de ellos porque lograron grandes logros, otros porque se destacaron y otros porque dejaron una marca. Uno de ellos fue Raul Sinelli. El ex piloto de Pergamino ganó dos carreras en el TC, 9 de Julio y Buenos Aires, fue protagonista en otras tantas, y quedó en el archivo de la categoría. En la actualidad trabaja desde hace 14 años en CumMotors de Pergamino y quien llega a dicho lugar lo  va a encontrar atendiendo al público o haciendo cualquier otra tarea.

En las últimas horas Carburado dialogó con el pergaminense quien remarcó la importancia de haber estado en el TC: “Fue algo súper importante porque todo piloto que arranca quiere llegar al TC. Me acuerdo que para entrar tuve que hacer una prueba de suficiencia donde éramos unos 15 o 18 pilotos para girar. Me fue bien. Quedé creo que quinto o sexto y pasé a la categoría con el equipo Solmi competición  y la Autopeña Ciudad de Pergamino. A partir de ahí fuimos de menos a más, gane dos carreras y fui protagonista en otras. Me siento hecho”.

Leer más: Satriano: "Hasta los hincha de Ford me respetaron"

Luego de haber cumplido una etapa, Sinelli se bajó de los autos de competición pero dejó en claro que no le costó desprenderse de la pasión. “Cuando deje no extrañé. Ya venía masticando la decisión. A mí el automovilismo me cansó abajo y no arriba. En ese momento hacíamos todo. Hacía la comida, manejaba el colectivo para ir a las carreras, éramos mecánicos, terminábamos tarde de trabajar y colaborábamos con todo. No me quejaba, lo disfrutaba pero todo tiene un final”.

En su carrera por el TC, Sinelli se dio un lujo muy grande. Además de ganar en un dibujo emblemático como el de 9 de Julio, ganó en Buenos Aires. “Ganar en el Gálvez fue increíble. Para mí, que nunca pensé que iba a correr en Turismo Carretera y terminar ganado ahí, fue sensacional. Es la catedral como se dice”.

Rafaela, un escenario muy particular para Sinelli

“De Rafaela tengo dos situaciones que recuerdo muy bien. La primera fue la carrera de dos pilotos que veníamos ganando con Walter Alifraco, llevábamos una linda diferencia, pero se nos rompió un neumático. Entramos a boxes, el equipo la cambió, y volvimos a pista. Terminamos en el segundo lugar detrás del binomio Juan María Traverso y Miguel Ángel Guerra. La otra que recuerdo fue la que generó mucha polémica. Fue cuando se disputaron el triunfo Tito Bessone y Ariel Pacho. La carrera se había parado por el accidente de Emanuel Moriatis y se dividió en dos. La segunda parte terminó con Pace Car y era por tiempo. Fue en ese momento donde los de Bessone me pedía que me aleje de Tito y los de Pacho que me acerque. Si yo me acercaba a Tito Ariel podía descontar y si yo frenaba a Pacho le daba una mano a Bessone. Fue tanto lo que me hablaron que apagué la radio e hice la mía porque podía perder el tercer lugar en manos del Pato Silva”.

Hoy, a los 62 años, Raúl disfruta de su familia, de sus amigo, de su ciudad y de saber que figura en el rico archivo del TC.