En el Dakar hubo Coronavirus, según Carlos Sainz

Sainz, ganador del Dakar, afirmó que hubo Coronavirus en Arabia. “Un mecánico de mi equipo tuvo neumonía y estuvo la segunda semana con respirador”, dijo.

¿Hubo Coronavirus en el Dakar? Algunas sospechas que se insinuaban hace algún tiempo, parece que cada vez toma mayor fuerza, a medida que se conocen diversos casos de salud, que parecieran asegurar esa sospecha. En este sentido, ahora se suma el ganador del último Dakar en Arabia Saudita, Carlos Sainz.

El vencedor con el equipo X-Raid y con el Mini, se sumo a lo que sostiene ell presentador de la TV española Jesús Calleja, que también participa del Dakar y que asegura que fue víctima del Coronavirus. El propio showman indicó que “no fue normal” la enfermedad que tanto él como otros integrantes de la caravana sufrieron durante la prueba.

Esos caso fueron diagnosticados como gripe, o gastroenteritis y que ahora, con la pandemia declarada luego por la Organización Mundial de la Salud (OMS), coinciden con aquellos síntomas en el desierto árabe.

“Nos libramos por los pelos”, admitió Sainz a la Cadena Ser cuando se le consultó al respecto. Al indicar que por poco no se contagió, el ganador del Dakar indicó: “Parece ser que en el Dakar hubo algunos mecánicos que, lo que parecían enfermedades que la gente no sabía muy bien que era, pues…. Yo personalmente tengo un mecánico que el día de descanso le tuvieron que ingresar con neumonía y estuvo toda la semana ingresado y una semana más, con respirador…”, contaba Sainz.

 “No cabe la menor duda de que era coronavirus como un piano de cola”, reafirmó Sainz, que de esta forma se suma a la idea de que el virus se propagó también durante el Dakar.

También es conocido el caso de Iván Cruz, según consigna la cuenta Car and Driver, que hace un tiempo fue manager de Antonio Albacete, cuando estaba completamente dedicado a los camiones y que tras sufrir fiebre continua y visitar el centro médico del Dakar en varias ocasiones, terminó internado en el hospital, no pudiendo regresar a casa hasta tiempo después.

Según confesó él mismo, infectando a su propia mujer, al no haberse tomado las medidas necesarias para evitarlo, ya que la enfermedad nunca le fue diagnosticada. Iván aseguraba no haber estado jamás tan enfermo, perdiendo ocho kilos de peso en menos de una semana.