Fiat producirá nuevos motores turbo en Brasil

Fiat desembolsará 124 millones de dòlares para hacer motores Firefly Turbo en Brasil. Serán 1.0 y 1.3 GSE turbo para Jeep y Fiat en 2020.

El anuncio era inminente pero el grupo FCA finalmente hizo oficial: los productos de Fiat y Jeep fabricados en América del Sur tendrán motores 1.0 y 1.3 turbo con inyección directa flex y cuatro válvulas por cilindro en 2020. El fabricante además proyectó el lanzamiento de un motor 1.3 turbo a etanol para Brasil.

El gigante FCA anunció una inversión de $ 500 millones de Reales (124 millones de dólares) para nacionalizar la producción de los propulsores turbo de la familia Firefly-llamados oficialmente de GSE Turbo- en una nueva planta de motores dentro del complejo de la marca en Betim (MG). El plan prevee que hasta componentes internos, como las turbinas, serán suministrados por socios locales.

Con el inicio de estas operaciones, Fiat tendrá el mayor polo de producción de motores y transmisiones de América Latina: la capacidad anual será de 1,3 millones de unidades de los dos componentes.

El exitosa Fiat Toro será el vehículo encargado de inaugurar el uso de turbo Firefly, junto con un lavado de cara estètico que será lanzado en el mercado en junio del próximo año.

En el caso de Toro y del SUV-cupé que será un derivado de ella, además del Jeep Compass y de su futura nueva configuración con siete plazas, la unidad elegida será la de 1,3 litro, con potencia próxima a 180 cv y 27,5 mkgf con etanol. Sustituirá de una vez los motores 1.8 E.torQ y 2.0 y 2 4 Tigershark naturalmente aspirados. Internamente este propulsor se llama GSE T4, en mención al número de cilindros.

La especificación GSE T3, 1.0 de tres cilindros con 120 cv, debe equipar el Jeep Renegade y también la gama de compactos de Fiat, en sustitución del 1.8 E.torQ: versiones superiores de Argo y Cronos, además del venidero SUV pequeño creado a partir de la plataforma MP1.

Además del turbo (que tendrá wastegate electrónica), los propulsores T3 y T4 ganarán un nuevo cabezal, a fin de comportar las dos válvulas extras por cilindro en relación a las derivaciones naturalmente aspiradas. Además, tendrán inyección directa, sistema MultiAir de doble mando de válvulas variable, colector de escape integrado al cabezal, intercooler agua / aire integrado al colector de admisión y bomba de aceite variable.

Estos motores, tanto los turbo como los aspirados, se exportarán a Europa. El plan es para enviar 400.000 motores para el Viejo Continente en 2022. En la actualidad los dos motores turbo GSE ya se utilizan en Jeep Renegade desde 2018. Sin embargo, se producen en la fábrica de Bielsko-Biala , Polonia. 

Etanol destacado

Fiat también dijo que el desarrollo de la E4 del motor , un turbo con inyección directa está diseñado para usar sólo el etanol. Su patente fue desarrollada en Brasil. Según el fabricante, existe una diferencia de eficiencia energética del 30% entre un motor a alcohol y una gasolina. La idea es utilizar ese motor para elevar la eficiencia de los motores de etanol a un nivel aún no visto - y que los motores flex están lejos de entregar.