Hace 69 años comenzaba la leyenda en Olavarría

Un 23 de abril de 1950, los Hnos. Emiliozzi debutaron en Turismo Carretera, en la carrera “Mar y Sierras”, organizada por el Mar del Plata Automóvil Club.

La GaleraEn el año 1905, la familia Emiliozzi proveniente de Loro Piceno llegó a Buenos Aires, primero arribaron Torcuato, padre junto a uno de sus hermanos Alberico y a su padre, Pedro. Más tarde llegaron dos hermanos más: Herminia y Modesto. Torcuato, padre se dedicó a trabajar con máquinas cosechadoras y también se encargó de su reparación, convirtiéndose en mecánico. En Buenos Aires conoció a Adalgisa Bormioli, su futura esposa, proveniente de Macerata. Se casaron y se fueron a vivir al barrio de Floresta. Tuvieron cuatro hijos: Torcuato, Dante, Victoria y Elvira.

A partir del año 1923, la familia Emiliozzi se instaló definitivamente en la ciudad de Olavarría y compraron una casa en la calle Necochea donde funcionó el taller y la residencia familiar. Luego comenzarían a incursionar en el deporte motor.

El debut en el Turismo Carretera

Con Dante al volante de la Galera y Torcuato como copiloto, largaron con el número 26 por prueba de clasificación. Una carrera proyectada sobre un trazado de 1.054,83 km, muy difícil por el clima adverso que tornó los caminos prácticamente intransitables.

Los Gringos abandonaron pasando Olavarría, pues el motor levantaba temperatura a causa del barro que tapaba el radiador.
Se iniciaba así una campaña deportiva ejemplar, que llevó a Olavarría a ser reconocida en el país por dos mecánicos-pilotos distintos, como fueron Dante y Tito Emiliozzi.

Con trabajo, tesón y humildad, los Hermanos Emiliozzi fueron los primeros en superar los 200 km de velocidad promedio en una carrera de TC, obtuvieron 43 triunfos, 12 etapas de Gran Premios, y se consagraron 4 veces campeones de TC.

Una dupla que hoy, es leyenda del Automovilismo Argentino.

Fuente Museo Hnos. Emiliozzi (Olavarría)