Hamilton, tras la polémica, ganó ante su público

Polémicas, euforia y maniobras formidables. Todo junto para lo que seguramente será una victoria inolvidable para el campeón de la Fórmula 1, Lewis Hamilton, que se impuso en el Gran Premio de Gran Bretaña, en Silverstone.

Protagonizó la gran controversia al comienzo, en el incidente con Verstappen. Luego fue sancionado con 10 segundos y allí nació la polémica, si era merecedor de un castigo mayor o no, y tras recuperarse superó a la Ferrari de Charles Leclerc y venció ante su público, que llenó las tribunas del legendario circuito inglés.

Leer además: Estalló la F.1: violento incidente entre Hamilton y Verstappen

El podio lo compeltó el otro piloto de Mercdes, Valtteri Bottas, que arribó en el tercero puesto. Con este triunfo, Hamilton acumuló su 99a victoria en la máxima categoría, la 8a en "su casa" y la cuarta en la temporada actual.

Fue un fin de semana histórico para la Fórmula 1, ya que se implementó el sistema de Sprint clasificatorio, que definió la grilla de partida de la competencia final.

La competencia comenzó por demás friccionada con los dos grandes protagonistas de la Fórmula 1. Max Verstappen y Lewis Hamilton. El piloto de Red Bull defendía el primer lugar, hasta que, luego de cumplir la primera vuelta, en la curva de Copse, el Mercedes toca la rueda trasera derecha del Red Bull.

Por esa acción de Verstappen protagonizó un violento despiste, hasta que se golpeó contra las protecciones, destrozando su auto. Verstappen salió por sus medios del coche. Y ello provocó la bandera roja.

En el relanzamiento, Leclerc se defendió frente al ataque inicial de Hamilton, que en ese momento le comunicaban que por el incidente con Verstappen debía penalizar con 10 segundos.

Más atrás, Sebastian Vettel, que marchaba sexto con el Aston Martin, protagonizó un semitrompo. El ex campeón mundial compitió con un casco en homenaje a Carlos Reutemann, recientemente fallecido.

Leer además: Leclerc giró con la emblemática Ferrari de Froilán González

Detrás de Leclerc y Hamilton se ubicaban Lando Noris, Valtteri Bottas, Daniel Ricciardo y Carlos Sainz.

 Al promediar la competencia, los ingresos a los boxes para el cambio de neumáticos marcaron los resultados. Hamilton ingresó y además cumplió con la sanción. En el caso de Ferrari, Sainz padeció los problemas del equipo, con 12 segundos detenido, en contraste con la muy buena detención de Leclerc, que mantuvo el liderazgo.

Pese a estas cuestiones, Hamilton se ubicó ene l cuarto puesto, detrás de Leclerc, Bottas y Norris.

Cuando parecía que la carrera estaba en poder de Ferrari y de Leclerc, a sólo dos vueltas del final Hamilton superó al piloto monegasco, para saltar a la vanguardia y así llevarse una victoria que en principio parecía imposible.

Finalmente la alegría se trasladó a las tribunas, que ovacionaron a su gran campeón, que dio la vuelta de honor con una bandera británica.

Con estos resultados, ahora Hamilton acortó de 33 puntos a 8 su diferencia con respecto a Verstappen, que se mantiene como líder del certamen.

La próxima fecha será el Gran Premio de Hungría, el 1 de agosto.