“Hay que asumir que el Dakar es peligroso”

Javier Pizzolito, ex piloto en el Dakar, fue compañero de Paulo Goncalves. Comentó a Carburando las sensaciones ante los accidentes..Mirá el video.

“Es un día tristísimo. Cuando sucede este tipo de cosas, ya sea por accidente o por cualquier otra situación de carrera, nos pone muy triste a todos. Es algo que entendemos que puede suceder. Practicamos un deporte de riesgo y lo asumimos como tal. Uno cree que nunca va a pasar, pero pasa. Y más en esta situación, con alguien tan querido como Paulo. No vas a encontrar en este campamento a alguien que te diga algo malo de Paulo. Doblemente triste”, comentó Javier Pizzolito, ex piloto de motos en el Dakar (equipo HRC), y actual director deportivo de Manuel Andujar, representante argentino en cuatriciclos. La referencia del oriundo de Pinamar es en alusión a Paulo Goncalves, fallecido en la 7ª etapa del Dakar en Arabia Saudita.

 


Pizzolito fue compañero del trágicamente desaparecido piloto portugués durante dos años. “Era muy generoso. De lo más experimentado de la disciplina. Yo tuve la fortuna de haber compartido con él la misma estructura y no tenía ningún reparo en compartir lo que sabía, más allá de que éramos rivales. Siempre estaba con un chiste, de buen humor. Todos coincidirán sobre la condición humana que tenía, además de ser un gran piloto”, comentó a Carburando en el campamento de Wadi Al Dawasir.

¿Qué siente un piloto cuando pasa esto tan de cerca? Pizzolito es realista y comenta las sensaciones de los pilotos ante este tipo de situaciones: “Depende mucho de cómo uno tenga asumido el deporte. Como haya procesado la idea de que en algún momento uno puede ser el que protagoniza el accidente. Ni siquiera con el peor desenlace. Pero si con consecuencias serias. A mí me tocó estar 50 minutos tirado en el desierto. En la medida que seamos conscientes de que todo eso puede pasar y hay que extremar las medidas de seguridad para que no suceda”.

Sin embargo, Pizzolito advierte: “El que cree que está practicando un deporte que no tiene riesgo, se equivoca y es el que más shockeado está. No obstante, hay que asumirlo, más si es un compañero es durísimo, y es lo que sentimos todos los que estamos en este campamento”.