Hoy se celebra el día del Ingeniero

La ingeniería es parte fundamental en el desarrollo del automovilismo deportivo. En foto, Enrique Scalabroni, en su paso por el Súper TC2000.

Hoy es un día de celebración para una parte cada vez más relevante del automovilismo deportivo. El 16 de junio se celebra en todo el país el Día del Ingeniero y el reconocimiento a los profesionales de la ingeniería alcanza todos los niveles. Este día se atribuye al comienzo y la implementación de la carrera Ingeniería en Argentia. Esto se dio luego de la iniciativa de Carlos Enrique Pellegrini en 1855, quien le propuso al rector de la Universidad de Buenos Aires (UBA), crear la carrera de Ingeniería. Diez años después, se firmó un decreto y se comenzó a enseñar esta disciplina dentro de la institución.

Fue así que la carrera pasó a formar parte del Departamento de Ciencias Exactas de la Universidad de Buenos Aires. Es por ello que este festejo sirve para recordar la importancia de los ingenieros en la sociedad y celebrar su contribución a la nación con todas sus obras. 

Desde el punto de vista de la actividad deportiva y de la industria automotriz la ingeniería ocupa un lugar clave y los ingenieros llevan adelante un trabajo que los obliga a un constante desarrollo y actualización. La competencia y los nuevos desafíos mecánicos, aerodinámicos, de construcción y desarrollo, de desenvolvimiento, materiales, electricidad, de materiales y de ingeniería de pista son algunos de los campos en los que cada ingeniero cumple un rol cada vez más activo en el automóvil y el deporte motor.

El ingeniero Sergio Rinland es argentino y entre 1985 y 2002 ha sido diseñador principal en empresas como Red Bull Sauber AG (Suiza), Dan Gurney’s All American Racers (Estados Unidos), Brabham MRDP (Inglaterra) y Williams GP Engineering (Inglaterra). En la actualidad es propietario y director de la firma Astauto Ltd., situada en Esher, Surrey (Reino Unido). La empresa se dedica al diseño, ingeniería y asesoramiento para Fórmula Uno y Race Car.

En un texto dirigido a la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) Rinland resaltó en algunos párrafos el lugar de la tecnología en el automovilismo y la ingeniería:

"Más y más los automóviles tienen tecnologías de avanzada que, si los reglamentos lo permiten, serán incorporadas, o lo que seria mejor, promovidas por el automovilismo deportivo. (...) El avance de la informática ha permitido un progreso en la simulación de casi todos los fenómenos y mecanismos que se utilizan en un automóvil. El desarrollo de estas disciplinas se está acelerando en el automovilismo: un conocimiento profundo de estas tecnologías ciertamente abrirá puertas en cualquier industria.

(...) Como cualquier deporte, en el automovilismo triunfa el trabajo y el esfuerzo; de esto no se escapan los ingenieros. Se trabaja en horarios impensados, pues la luz verde de largada no espera y los errores se pagan caros, lo cual hace que quien quiera trabajar en esta disciplina tenga que estar preparado a sacrificios personales que otras industrias no requieren".

El reconocimiento para aquellos ingenieros, recibidos o hechos con experiencia propia, quienes han contirbuído desde sus inicios con el automovilismo deportivo y la industira del automóvil. Desde aquellos primeros años hasta la modernidad actual, en la que han ganado un lugar preponderante en el desarrollo y en el crecimiento de la actividad.