"La desunión hizo que no tengamos ni voz ni voto en esta situación"

Diego Pierluigi charló con Carburando y analizó la actualidad que vive el motociclismo, donde remarcó el daño que generó la falta de unidad.

La cuarentena impuesta por el Gobierno Nacional para frenar el contagio de Coronavirus superó los 100 días y la realidad del deporte motor es cada vez más complicada. La incertidumbre sobre el futuro de la actividad es cada vez más mayor. Un referente del Superbike Argentino como Diego Pierluigi habló con Carburando y tocó todos los temas que atañan a la actualidad del motociclismo.

“La verdad que la estamos pasando como todo el mundo, es muy difícil. Estamos parados. Entrené la parte física los 100 días de cuarentena, pero obviamente que eso no alcanza. En la parte económica también estoy complicado, soy de las pocas personas que vive exclusivamente de las carreras, por los circuitos, los entrenamientos, todo lo que tiene que ver con la competición. Mi trabajo es 100% la escuela de pilotos, los cursos, los eventos o las carreras mismas como piloto”, manifestó Pierluigi en primera instancia.

Y en la misma línea, agregó: “Estoy con la escuela en pausa, busco hacer algunos sorteos para que la gente esté un poco activa, pero no hay ingreso de dinero. Últimamente lo que hice fue armar el DPR Motor Store, donde hago de nexo con mis clientes al momento de que quieran comprar o vender productos de sus motos de velocidad. De esta manera, me reinvento un poco para aguantar tantos días sin poder trabajar”.

Continuando con la realidad que impera hoy, el múltiple campeón nacional no es optimista al momento de hablar sobre la posibilidad de competir durante este año. “La economía la están dejando caer demasiado. Yo entiendo que la salud esta primero, pero nos guste o no la situación financiera está cayendo muchísimo, entonces el regreso va a ser complicado. El deporte motor es muy caro, con suerte vamos a tener la mitad del parque que teníamos en todas las categorías. Para este año veo muy difícil la posibilidad de hacer carreras, lo veo más por el lado de los entrenamientos y los eventos de moto para que vayan a girar una vez por mes, pero las competencias en sí son muy caras y no le veo buen puerto a lo que resta del 2020. Capaz que habría que preparar todo para el año que viene”, afirmó.

“Más como está el motociclismo americano. Ellos ya hace tiempo que vienen corriendo y recién ahora tuvieron público. Están con una economía que cayó menos que la nuestra y también les está costando, pero ya arrancaron. En cambio nosotros seguimos parados. Por más que ahora tengamos cuarentena por 15 días más, tampoco después del 17 de julio se va a abrir todo de nuevo, la apertura será progresiva, ósea que hasta agosto o septiembre veo la vuelta muy complicada”, siguió.

Otros de los temas que abordó el de San Isidro fueron los costos actuales de la actividad. “Si el Gobierno nos quiere ayudar para reactivar a toda la gente que trabaja en el deporte motor tendrían que hacer un ingreso de neumáticos con menos impuestos, algo que sea más viable y que le permita a la gente meterse adentro de una pista. Uno no puede arriesgar el valor de una moto por un juego de cubiertas, pero tampoco puede pagar un precio muy alto por ellas y que le dure un día o medio día. El secreto está en intentar que las gomas vengan lo más económicas posible, siempre de calidad, para motivar a la gente a que se anime a seguir o a volver a los circuitos”, puntualizó.

En el aspecto deportivo, Pierluigi y el Honda Gregorio Racing habían comenzado el 2020 con el firme objetivo de poner en pista la nueva CBR1000RR SP1. Sin embargo, la salida de Gustavo Ogura de la Dirección General de Honda Motor Argentina tras 25 años, puso en peligro la continuidad del proyecto junto a la escuadra de Fernando Gregorio.

“Al estar todo parado y con la renuncia del presidente de Honda Motors Argentina, el Sr Gustavo Ogura, después de 25 años fue un golpe muy fuerte para la marca. Realmente no sé dónde voy a estar parado cuando esto termine con el tema equipo. Esta todo el proyecto detenido por lo sucedido con Ogura y al dar un paso al costado hizo que tiemble un poco el piso en la fábrica. Por todos estos inconvenientes más la incertidumbre de las carreras, Honda hoy no tiene en el corto plazo su vista puesta en la competición”, detalló al respecto.

Leer Más: Frasca: "Es importante volver, pero hay que considerar muchas cosas antes de hacerlo"

Aunque no se visible para el público en general, las instituciones del deporte motor se están movimiento en pos de volver al ruedo. El residente en Pilar conoce todos lo que hicieron las autoridades para salir adelante, aunque reconoce que la pandemia te deja sin chances.

“Tengo contacto con la Federación y con los circuitos que más utilizo con la escuela. Han armado un protocolo y se lo entregaron al Gobierno Nacional. Creo que todos desde sus posibilidades están intentando hacer su mayor esfuerzo para volver a la pista lo antes posible, de la mejor manera y con seguridad. Desde el motociclismo todos vamos a tener que trabajar para reactivar esto, pero estamos ante una situación bastante peculiar que a veces nos deja sin herramientas para seguir trabajando”, aseguró.

Por último, Pierluigi fue sincero y contundente al decir que la falta de unión llevó a que el deporte motor sea invisible para la opinión pública. “La desunión y lo que paso en el motociclismo, que se hizo un negocio para pocos, lograron esto que pasa ahora. Esa falta de unidad la estamos pagando. No somos fuertes, no tenemos peso sobre los medios porque la actividad quedó en un segundo plano. Quedó para aquel que lo practica, para algunas empresas y para gente con dinero. Recién el último año Carburando hizo un esfuerzo para llevar el motociclismo de nuevo arriba, pero así y todo, el deporte motor perdió protagonismo. La desunión hizo que no tengamos ni voz ni voto en una situación como esta”, sentenció para cerrar.