La exigente travesía rural con la Toyota Hilux

Toyota realizó una travesía durante tres días para comprobar las diferencias entre la Hilux convencional, Gazoo Racing y SW4. Mirá el video.

En la semana del 22° aniversario de la producción de la Hilux en la Argentina, Toyota organizó una travesía por caminos rurales. En un recorrido que superó los 500 kilómetros por la provincia de Buenos Aires, Craburando participó del test para comparar el rendimiento de la Hilux convencional, la Hilux Gazoo Racing y la SW4.

Sobre caminos de tierra, arena, ripio y asfalto, la experiencia pasó por las localidades de Campana, San Antonio de Areco, San Andrés de Giles, Carmen de Areco, Chacabuco, Junín, Rojas, Salto, Capitán Sarmiento, San Pedro y Baradero. El punto de partida y de llegada fue la planta de Toyota en Zárate, desde donde partieron 7 vehículos de tracción integral.

 


El nivel de exigencia propuesto por la organización fue muy alto. De hecho, la Hilux SRX cuenta con el beneplácito del mercado nacional. De hecho es el modelo más vendido en el mercado argentino, por encima de los automóviles más económicos.

La SW4 suele tener un uso diferenciado al resto de las versiones de la Hilux, ya que el vehículo mayoritariamente apunta a un uso más familiar, aprovechando la enorme capacidad de tripulantes (7 asientos), sobre un chasis que se comporta magníficamente tanto en ruta como en terrenos ásperos, como los que fueron utilizados para este raid.

Básicamente las pruebas se centraron en las prestaciones entre la Hilux SRX y la Gazoo Racing. Y la diferencia es notable. Aquellos que desean probar la versión deportiva de la Pick Up, deberían hacerlo en el mismo lugar y bajo las mismas condiciones que la otra versión. Allí notarán los cambios significativos en la conducción, la reacción y la adaptación a los diferentes caminos.

Ambas alternativas (son los dos modelos más costosos de la Hilux en la Argentina) apuntan a públicos diferentes dentro de un rubro tan específico, como es el de las Pick Up. La Hilux SRX cuenta con un confort de marcha distintivo, en especial en terrenos complicados, como pueden ser los senderos rurales. Y más aún con barro, como sucedió en esta travesía después de la lluvia del día anterior.

Leer además: El aniversario de la Toyota Hilux

La puesta a punto de ambos vehículos difiere notablemente. A la excelente marcha de la SRX, la Hilux Gazoo Racing ofrece una versatilidad única. Permite acelerar mucho tiempo antes, ya que la camioneta cuenta con suspensiones más duras. Quizá un buen ejemplo sean los autos de rally, que cuentan con un comportamiento “araña”, es decir, ante cualquier salto inmediatamente se “pega” al piso con la posibilidad de mantener el control y traccionar con mayor frecuencia.

Claro está, el andar de la Gazoo Racing es mucho más duro que el de la SRX. Aquí el factor que entra en juego es el del gusto personal del conductor. Un estilo más agresivo y “deportivo”, ante el confort de marcha de la versión convencional.

Como ya se explicó en el lanzamiento de 2018 de la versión deportiva de la Hilux, cuenta con un impulsor de 2755cc, con una potencia de 177cv y fue diseñada por ingenieros argentinos en la planta de Zárate.

Fueron tres días agotadores, con la marcha en caminos rurales, en medio de la siembra y lugares inhóspitos, tal la exigencia que propuso Toyota Argentina para esta experiencia. La travesía se alternó con visitas a diversas estancias, parajes y almacenes rurales, que serán protagonistas de otras notas que se publicarán en Carburando.com.