La extraña definición de Las Vegas, en La Otra Mirada

A 40 años de aquel día en el que Reutemann quedó a un punto de la gloria en la Fórmula 1, lo recordamos en La Otra Mirada.

El 17 de octubre de 1981 y un lugar extraño a la historia de la Fórmula 1 para definir el campeonato. La ya desaparecida playa de estacionamiento del Hotel Ceasar’s Palace fue la escala final de un año de por sí extraño para la máxima categoría. Y entre tantos interrogantes, el dolor de aquel tiempo, cuando Carlos Alberto Reutemann no se consagró campeón del mundo por sólo un punto.

Extraño. Aquel FW07C del equipo Williams no tuvo el rendimiento esperado en favor del piloto argentino. De esa pole position, la última de Reutemann en la F.1, al retraso constante hasta caer al 8° puesto, a una vuelta del vencedor, justamente su compañero de equipo, el australiano Alan Jones, que se despedía del N° 1, a manos de Nelson Piquet, que con Brabham. Obtenía el quinto puesto y se adjudicaba el título.

 


¿Perdió Reutemann la corona esa tarde de octubre? ¿O aquella lluviosa jornada de Jacarepaguá cuando desobedeció la orden de equipo con el ya mítico cartel “Jones-Reut”? ¿O con la anulación del puntaje de su triunfo en Kyalami por presión de Ferrari? Él mismo lo contestó en 2007, al visitar la planta de Williams y encontrarse con el propio Frank en un viaje a Inglaterra para recibir un premio de la revista Autosports.

"¿Por qué cambiamos de Michelin a Goodyear a mitad de camino aquel año? Sumé 37 puntos con Michelin y sólo 12 con Goodyear. No lo entiendo", le preguntó el argentino a Frank. "Creo que fue una cuestión política", explicó Williams. "Bernie [Ecclestone] pensó que era mejor usar Goodyear porque Michelin favorecía a Renault". Allí Reutemann fue irónico: "Claro que era mejor para Brabham”, respondió el argentino, en alusión al equipo que era propiedad de quien fuera el mandamás de la Fórmula 1. “Tuve problemas con la 310 en Hockenheim. Creo que perdí el campeonato en esa carrera…

Otras dudas quedaron para el argentino, más allá del insólito festejo del equipo Williams por el triunfo de Jones, ante la debacle de Lole frente a Piquet por la corona. ¿Por qué se corrió con el chasis 17? ¿Por qué se probaron frenos en la mañana de la competencia? No encontró un set adecuado de neumáticos para la carrera. “Un desastre", sentenció…

El 17 de octubre de 1981 fue un día triste. Se escapó el título de Fórmula 1. Carlos Reutemann no apeló a maniobras antideportivas para aferrarse a la corona.