La mujer que cambió la historia del automóvil

Bertha Benz realizó el primer viaje de larga distancia de un automóvil en 1888; la mujer que marcó un hito en la historia. Mirá el video de Mercedes Benz

Una mujer fue protagonista de un hecho que marcó el destino. Bertha Benz, esposa de Carl, tomó el invento de su esposo, el Benz Patent Motor Car, o el “Motorwagen”, y se lanzó a la “aventura”, al viajar a bordo de ese aparatoso invento desde Mannheim a la case de sus padres, en Pforzheim. Esa travesía de más de 100 kilómetros por Alemania fue la impulsora del desarrollo del automóvil.

En 1888 Bertha tomó la decisión. Emprender el viaje a bordo de ese invento que dos años antes había creado su esposo. Eran tiempos difíciles, en los que las finanzas no acompañaban a la familia y no respaldaban las ideas de Carl. Sin embargo, Bertha, con mayor visión de negocios y por lo visto muy decidida, se fue con sus dos hijos para demostrar que ese aparato (en realidad era el tercero que había construido Carl) servía para realizar largos viajes.

No estaba bien visto que una mujer viajar sola. Y menos en algo que no ofrecía garantías. Pero ella consideraba que si lo lograba, resultaría fundamental para apuntalar el proyecto tras el invento. Dejo una nota en la casa y encendió el motor del vehículo que apenas ofrecía 2,5cv y alcanzaba los 16 km/h de velocidad máxima.

La logística fue lo más complejo. Debía abastecerse de combustible, refrigerar los frenos y solucionar los inconvenientes mecánicos. Ella era tan conocedora de la mecánica como su esposo.

El acontecimiento se divulgó con suma velocidad. Los críticos se convencieron de las bondades del invento y se confirmó que el automóvil podía acortar significativamente las distancias. A partir de allí, la historia del automóvil cambió abruptamente.

Mercedes Benz lanzó un video en homenaje a aquella travesía. La marca alemana tiene una especial relación con las mujeres. Además de la histórica determinación de Bertha, el nombre de la empresa está dedicado a otra mujer, la hija de Emil Jellinek, uno de los propietarios de Daimler, que junto con Benz dieron lugar a Mercedes.

“Tuvo mucho más coraje que yo y ese viaje fue decisivo para el desarrollo del carruaje”, confesó Carl. Una mujer fue protagonista de uno de los inventos más significativos en la historia de la humanidad.