La preocupación de Agustín Canapino

Agustín Canapino se fue de Posadas muy preocupado y con mucha bronca. Quedó lejos en el campeonato y con una marca que también está preocupada

Agustín Canapino volvió a brindarse por el espectáculo y la gente debe estar agradecida. Mucho más los de Chevrolet que notaron, una vez más, que el  piloto de Arrecifes trata de dar siempre lo mejor; inclusive hasta cuando no tiene la herramienta. En la final de Posadas el Titan debió luchar con una manada de Ford. Se la hicieron difícil, se la complicaron y terminó perdiendo. Con su abandono los de la marca perdieron la oportunidad de tener un auto más adelante en el clasificador. El mejor terminó siendo Christian Ledesma que finalizó en el noveno lugar.

La complicación de Canapino lo deja muy mal posicionado y muy lejos de la punta del campeonato que tiene Jonatan Castellano. Casi 100 pts separan al líder de Agustín que quedó en el puesto 19 Ahora el Títan se encuentra, pensando en quedar entre los 12 mejores para pelear por el play off, en una zona comprometida. En esa zona hay muchos pilotos y todos muy apretados. Quedará muy poco margen para el error. La ventaja y la cuota de tranquilidad que debe tener el arrecifeño es saber que su auto es competitivo y que su abandono no fue por pelear en el fondo del pelotón sino por tratar de conseguir el mejor puesto en la punta de la carrera. Lo que si quedó claro es que los Ford se comían al Chevrolet, pero el hecho de que esté Agustín en ese auto hizo que a ellos no se les hiciera tan fácil.

Leer más: La palabra de los podio en Posadas 

Es sabido que Canapino te gana cuando tiene auto, te pelea cuando sabe que su vehículo no está al ciento por ciento y es aguerrido cuando no tiene con que pelear. Es ahí es donde se transforma y busca dar lo mejor desde el punto de vista competitivo. En muchas le sale y en otras pierde.

Seguramente después de parar en la final del domingo se fue muy preocupado. No solo por el abandono sino porque sabe que  el año no será nada sencillo desde el punto de vista reglamentario. En las dos últimas carreras los de Chevrolet no se mostraron competitivos como al principio del campeonato.

Si bien falta un tramo por recorrer, un paso más en falso sería preocupante en función del campeonato. Quienes se van alejando irán pensando en el salvavidas de la carrera de los 1000 kms. Esa será la bisagra para más de uno más se meta en la conversación o quede definitivamente afuera. Canapino no desea llegar a esa instancia y es por eso que seguirá, como siempre, dando más de lo que puede.

 

Leer más: Ardusso y su Torino pudieron contra el reglamento