La preocupación de Agustín Canapino

Agustín Canapino llega a San Luís con una gran preocupación. El rendimiento de su Chevrolet. El bicampeón de la categoría está lejos del protagonismo

Agustín Canapino llega a San Luis preocupado y con una cuota de incertidumbre. Preocupado porque en lo que va del año, el TC disputó tres fechas y los resultados no fueron buenos para el bicampeón de la categoría. Con incertidumbre porque no sabe, hasta que se ponga en pista, como va a funcionar su Chevrolet. Agustín viene de abandonar la última carrera, que se disputó en Concepción del Uruguay, y en las otras dos no pudo meterse entre los diez mejores. Primero les preocupó la falta de potencia en el motor y luego el rendimiento del auto. Es más, el de Arrecifes ya deslizó que analizan, y está la posibilidad, de cambiarlo para las próximas fechas. La jaula para construir la nueva unidad está en el taller. Sacarla al ruedo dependerá de lo presupuestario. Hoy no está para nada fácil encarar un nuevo proyecto. Por lo menos para concretarlo en poco días.

Leer más: Los horarios del TC para la fecha de San Luís

El presente lo apura a Canapino. Si bien van solo tres capítulos y falta mucho camino por recorrer para llegar al final de la etapa regular, lo que se pierda ahora puede llegar a doler, y mucho, de cara al futuro. Agustín debe comenzar a sumar fuerte. En el campeonato el Titán ocupa la posición 23 y cuenta con 44 pts. El líder, que es Manu Urcera tiene 114.

Para el compromiso que arrancará este viernes el equipo trabajó intensamente. Necesitan recuperarse. Son conscientes que si el auto sigue sin funcionar el principal objetivo es no perder puntos. Lo positivo, para ellos, es que el año pasado en el Rosendo Hernández clasificaron en el cuarto lugar. Luego en la final termino en el 17º.

Los antecedentes del arranque de temporada para Canapino hacen que llegue al escenario puntano con más dudas que certezas. Igualmente en el TC todo puede cambiar. Sabemos de la experiencia de su papá Alberto, sabemos de su capacidad conductiva y por sobre todas las cosas sabemos que no bajarán los brazos. El domingo, una vez finalizada la final, veremos con que cara se va Canapino del autódromo. Un buen resultado le dará aire fresco. Uno malo, lo obligará a dar una vuelta de timón. 

Leer más: Leo Pernía: "Estamos para un gran año"