La preocupación de los argentinos en el final de las 24 Horas de Barcelona

Faltando 10 minutos para el final de las 24 Horas de Barcelona, Ciarrocchi debió ingresar a boxes por la rotura de un amortiguador pero el equipo logró recuperar el auto.

La carrera para el equipo Baporo Motorsport transcurrió con total normalidad en gran parte de las 24 Horas de Barcelona. Sin embargo, sobre el final de la competencia, cuando el segundo puesto parecía asegurado, la rotura de un amortiguador del Seat Cupra generó preocupación en todos los integrantes del equipo.

Rápidamente, los mecánicos trabajaron en el auto y lograron solucionar el problema en sólo 4 minutos lo que le permitió a Marcelo Ciarrocchi, quien manejaba en aquel momento, regresar a psita en la misma ubicación.

El gran trabajo de los mecánicos e ingenieros fue reconocido por todos los presentes en el box y, también, por los integrantes del box vecino.

 

Mirá el dramático momento:

 


 

Leer más: Sueño cumplido: Sapag y Ciarrocchi terminaron segundos en Barcelona