La vida color de Rosso

El cordobés logró su primera pole en la categoría este sábado en Río Cuarto para la undécima fecha del TC2000, en una sesión donde el clima jugó un papel preponderante,

El grupo 1 salió a pista y todos los autos calzaban gomas para pista húmeda. Nadie se animó, por más que el sol amenazaba con asomar, en poner el caucho liso para condición de pista normal. Era clave, con esos mismos neumáticos deberían correr el sprint.

Así, Cáceres marcó la referencia con 1m18s416/1000 por delante de Scalbi, Salerno, Luque y Gagliardi, estos cinco esperarían para conocer el resultado final del clasificador y ver si eran capaces de superar la Q1 y avanzar a la Súper Q que demarcaría la pole.

Detrás se ubicaron Farroni, Moggia, Gerbaldo, Galetto, Armellini, Lima Capitao, Collino y Ganduglia, donde sorpresivamente uno de los protagonistas del certamen se quedaba fuera de la disputa por la mejor posición de partida para la carrera del domingo y tampoco le bastaba para liderar la grilla del sprint.

Pero cuando salió el grupo  el asfalto se había secado un poco y los benefició, factor aprovechado por Lucas Yerobi para rebajar todas las marcas con el VW Vento y quedar como el más veloz de la Q1 con una marca de 1m17s433/1000 delante de Rosso, Krujoski, Iribarne y Crivelli, quienes pasarían a disputar la Súper Q, mientras que García, Ciantini, Cáceres, Scalbi y Salerno completaron el top ten. Gagliardi se aseguró la pole para el sprint.

Iribarne fue el primero en probar su suerte marcando 1m17s029/1000, marca que conservaría hasta promediar la tanda porque Crivelli a 769/1000 y un exigido Krujoski a 2s343/1000 no pudieron rebajarlo, algo que si hizo Rosso cuando marcó 1m16s890/1000 para quedarse con la pole y Yerobi, que se ubicó en segundo lugar.

De esta manera, Juan Angel Rosso logró su primera pole position en la categoría donde su apellido tiene peso propio, pero esta vez fue el “Colo” quien lo llevó a los primeros planos.