Los autos favoritos de Fernando Alonso

Fernando Alonso en uno de sus últimos vivos de Instagram fue más allá de lo deportivo y comentó sobre sus preferencias en autos de calle.

El bicampeón del mundo de F1 y de las 24 Horas de Le Mans y campeón del WEC y las 24 Horas de Daytona respondió durante más de una hora las preguntas de sus fans y, entre otras cosas, no dudó en desvelar sus predilecciones sobre el asfalto, pero fuera de circuito.

  • Te puede interesar: Daniel Chasco: "La habilitación del automovilismo ha sido un alivio económico".
  • "Diría que el Ferrari LaFerrari y el Lamborghini Veneno, esos han sido los más espectaculares que he visto, pero no son coches para usar a diario o para ir al aeropuerto, y siempre hace falta tener uno para estas cosas", respondió ante una consulta el piloto Asturiano.

    Además agregó: "Ahora tengo un Renault Mégane amarillo y tengo que decir, y no es publicidad, que me ha sorprendido su conducción".

    "Es un coche con un feeling muy deportivo, de dirección, frenos... y también de sonido, cuando levantas el ruido del escape es muy deportivo", resumió Alonso.

    alonso

    En lo que respecta a sus superdeportivos predilectos, el Ferrari LaFerrari y el Lamborghini Veneno, son dos joyas exclusivas de edición limitada que se dieron a conocer ambas en el Salón de Ginebra de 2013.

    Fernando Alonso concluyó su directo en Instagram confesando que aún no ha tenido la oportunidad de ponerse nunca al volante de un coche completamente eléctrico: "Full eléctrico nunca lo he conducido, sí algún híbrido, pero nunca he tenido una experiencia con un coche cien por cien eléctrico".

    No obstante, ahora con su regreso a la escudería del rombo como piloto de Fórmula 1 para la próxima temporada, a buen seguro que no tardará en poner a prueba esta tecnología.

    Renault cuenta actualmente con el Renault ZOE como único coche de estas características a la venta en España (además del Twizy y las furgonetas Kangoo Z.E. y Master Z.E.), y pronto se sumará el Renault Twingo Z.E. amén de futuros modelos que ya se barajan.