Luciano Ribodino: “El motociclismo quedó un poco de lado”

El cordobés reflexionó sobre el año sin actividad que transcurrió el Superbike Argentino.

La pandemia de Coronavirus puso en pausa al deporte motor. Pero a partir de septiembre, el automovilismo pudo volver al ruedo y hoy ya encara la parte final de los campeonatos de muchas de sus categorías. Sin embargo, el motociclismo sigue parado y el panorama parece sentenciado a que el 2020 pase sin actividad.

Desde la habilitación de las pruebas privadas, muchos pilotos lograron entrenarse en distintos puntos del país, como es el caso de Luciano Ribodino, quien optó por disciplinas con el motard y el óvalo para estar en training y recién el pasado fin de semana pudo volver a la pista. Después de nueve meses.

Leer más: Girolami: "Mientras haya posibilidades vamos a dejar todo"

“La verdad que la prueba fue buena. Me sentí muy contento de poder volver a entrenar en el autódromo con la moto del año pasado. Si bien pude estar en actividad en otra disciplina, regresar a las sensaciones de la pista es muy positivo, aunque inicialmente fue algo extraño porque hacía tiempo que no rodaba con un Superbike. La idea del entrenamiento no era buscar tiempos ni ser rápido, sino estar nuevamente arriba de la moto”, le contó el cordobés a Carburando.

Sin embargo, el ex campeón argentino no solo habló de su retorno al ruedo. También dio su punto de vista del año desierto que se termina para el Superbike Argentino. “Tenía esperanzas de que se vuelva a correr. Cuando empezaron las carreras de autos, pensé que podíamos volver con las motos, ya que las disciplinas son similares. Pero, la organización de las competencias y el presupuesto no acompañó al motociclismo, por eso nos quedamos sin actividad en 2020, lo cual es una pena. Es una temporada perdida, pero ojalá que en 2021 podamos hacer el campeonato porque hacía mucho tiempo que no pasaba esto”, puntualizó.

Leer más: Regresa "Caíto" Risatti al Top Race

En la misma línea, reflexionó: “Al principio tuve un poco de bronca porque todas las categorías volvieron a competir y creo que el motociclismo quedó un poco de lado. Ver a todos los pilotos que reinician su actividad, te molesta un poco y que la disciplina no pueda reanudar te termina enojando. Pero uno también entiende la situación del campeonato y de los organizadores, así que esperemos volver a pista el año que viene”.

Más allá de la pausa, Ribodino habló de lo complejo que puede ser el futuro después de lo que pasó. “Creo que va a estar complicado porque cada temporada que pasa se hace más difícil juntar el presupuesto y todos los elementos se vuelven más caros. Aunque estoy esperanzando de que el Superbike Argentino se mantenga tan competitivo como antes”, afirmó.

Leer más: El GP de Argentina de Moto GP está confirmado para 2021

Una tendencia que se acentuó en el último tiempo fue que los pilotos nacionales emigraron fuera del país para poder correr. “Estuve en contacto con el equipo Spolier, ya que ellos me invitaron a distintas carreras en Brasil. Por desgracias no pudimos ir a la cita del Superbike en Curitiba y en el campeonato Gaucho estaban las fechas confirmadas, pero luego se fueron suspendiendo. Más allá de que no pude participar en 2020, mantengo la comunicación con ellos y seguramente en 2021 este compitiendo también allá”, aseguró.

Y añadió: “Nosotros le habíamos puesto todas las fichas al campeonato argentino, compramos una moto y los elementos necesarios para que sea competitiva, pero también iba a ir a correr en Brasil en las fechas que no coincidieran acá. Pero viendo el panorama, allá la actividad se reanudo durante la pandemia. Así que es una posibilidad latente, si acá no hay carreras”.

Leer más: Flavio Briatore a Valentino Rossi: "Es mejor que se retire"

Fuera de los planes a futuro, el de San Francisco explicó cual fue, a su criterio, lo que derivó en la no realización de la temporada. “Creo que todo pasa por el presupuesto del campeonato. El certamen argentino de motociclismo no tiene el mismo potencial económico que uno de automovilismo. Al no haber público, los organizadores no pueden afrontar los gastos que conllevan hacer una fecha del Superbike y considero que ese fue el motivo que hizo que estemos parados en 2020”, aseveró.

Por último, Ribodino dejó claro que la falta de recursos hace que la actividad este olvidada. “El motociclismo tiene mucho menos peso que el automovilismo en Argentina y no es tan conocido. Pero creo que a nivel de carreras el Superbike no es menos que ninguna categoría de autos. Falta que la gente crea un poco más en la disciplina y en el espectáculo que dan las motos. Si se consigue un poco más de apoyo, vamos a crecer y ojalá en el futuro estemos a la misma altura que el automovilismo”, cerró.