Marcelo Ciarrocchi, una historia detrás del líder del TC 2000

Marcelo Ciarrocchi estuvo cinco años en Europa corriendo en kart. Regresó al país y casi deja de correr. Hoy es la figura de Citroën y puntero del TC 2000.

Desde los 4 años, arriba de un karting. Supo de éxitos, fracasos y mucho sacrificio. Llegó a correr con Sebastian Vettel y Lewis Hamilton en los europeos de karting, cuando esfumada la fantasía del '1 a 1' en lo económico las posibilidades de respaldo se empezaron a desvanecer. Volvió al país, cerró el capítulo y empezó casi de cero. Recién el 2011 retornó a la competencia y gracias a la insistencia Gabriel Bonavía responsable del Litoral Group, entre otros, volvió a las carreras en la Fórmula Renault 2.0. Se adaptó en pocas carreras y terminó con seis victorias, 12 podios, una Pole y el tercer lugar en el campeonato. 

Como lo contamos en una nota anterior, la de Marcelo Ciarrocchi es una historia que vale la pena repasar porque deja enseñanzas y marca la realidad de los pilotos argentinos en esta época. Hoy, el cordobés ha llegado a la madurez conductiva y es la principal figura del equipo Citroën Total Racing PSG de TC 2000 con dos victorias consecutivas en Finales, una Pole Position y la punta del campeonato. En Concepción del Uruguay tuvo menos preocupaciones que en Alta Gracia, cuando descolló con dos maniobras sensacionales para quedarse con el triunfo. Esta vez, solamente tuvo que esperar el momento de poner el auto delante del de Nicolás Dapero y adueñarse de la carrera desde la primera vuelta. Nunca tuvo sobresaltos, ni fue apurado. Su compañero de equipo José Manuel Sapag tuvo su mejor resultado en una final con el segundo lugar, por lo que corrió no solamente para su gran resultado personal, sino también para el 'uno-dos' del equipo. Desde el sábado Ciarrocchi puso las cosas en su lugar cuando en los 3 minutos finales de su grupo le arrebató la Pole a la sorpresa hasta ese momento, el joven internacional Nicolás Dapero con un Renault Fluence de Ambrogio Racing.

Leer más: Ciarrocchi-Sapag logran el 2-1 de Citroen en TC 2000

La historia europea de Ciarrocchi

"La primera vez que me fuí era el año 2000 cuando tenía 13 años recién cumplidos, yo cumplo el 23 marzo y me fui a principios de abril. Durante dos años viajaba todo el tiempo, iba y volvía. Ya con 15 años me radiqué allá en la fábrica CRG en Lonato di Garda, Italia. Estuve un tiempo y a los 16 hice todo el año completo con ellos en kart". 

"A los 17 me fui a España para unas pruebas en la Fórmula BMW y estuve vivendo en Valencia con el equipo de Adrián Campos (en ese momento manager también de Fernando Alonso).  Ahí ellos me esperaron e hicimos algunas pruebas. Me pidieron un dinero para correr todo el año en la Fórmula Renault Española ya que la idea era que haga la FR Española, la F3 Española y ese año además armaban el equipo de GP2. Eran 40 mil euros... Justo entraron ese año Juan Cruz Alvarez y Adrián Valles. La idea era que yo tomara el camino desde abajo, que haga las tres categorías pero no llegué con el presupuesto para arrancar. Me tuve que volver en noviembre con 17 años casi con 18 y cuando regresé en Argentina quedé parado. En 2007 pude hacer algo, y nunca más volví a correr hasta 2011" relató Ciarrocchi en un rápido repaso de su vida europea". Ciarrocchi hizo toda su campaña en kart y nunca compitió oficialmente en autos en Europa, aunque hizo algunas pruebas.

Con Vettel y Hülkemberg en kart

"Con Sebastian Vettel hicimos el Campeonato Europeo del 2000, pero con quien compartí muchos años cuando yo corría para CRG fábrica, es decir equipo oficial, y él corria para CRG Holanda era con Nico Hülkemberg (alemán que corre en Fórmula 1). Con Nico he compartido muchos fines de semana y pasamos mucho tiempo. Con otros pilotos que competí en diferentes equipos fue con el suizo Edoardo Mortara ( DTM) y el español Miguel Molina ( DTM) que son de la misma edad mía y con ellos aparte tuve varios cruces y carreras enredadas. Con Vettel hicimos juntos un campeonato europeo y algunas carreras en Junior en 2001, pero las mejores carreras eran con Mortara y Molina, eran durísimas y enredadas".

El presente con un objetivo claro

Demostró su hambre de gloria el año pasado cuando peleó el campeonato con el Fiat Línea contra la contundencia de Manuel Luque y su Renault Fluence. Aprendió, siguió creciendo a pesar de su experiencia y con la humildad de quienes siempre quieren superarse escuchando a los que saben y aprendiendo de propios errores, hoy es la figura central de su equipo y líder del TC 2000 en su año más competitivo. Enfocado en el objetivo de llevar al equipo al mejor lugar y seguir la carrera por el campeonato, Ciarrocchi ha comenzado de la mejor manera su temporada.

Puntero del campeonato del TC 2000, con dos triunfos con el equipo oficial Citroën y pilar importante de la estructura FDC en Falda del Carmen, cerca de Alta Gracia Ciarrocchi no descuida sus obligaciones de trabajo en la empresa familiar en la que se desempeña en Almafuerte, Córdoba desde su regreso al país. Su perfil profesional es compartido con su costado laboral que mantiene y sostiene a traves del tiempo, lo que duplica el esfuerzo para llegar en la mejor condición a cada compromiso. "Este es mi mejor año porque no tuve que preocuparme desde diciembre pasado, por mi continuidad que tuve asegurada con un grupo excepcional como el de Javier Ciabattari, Cachi Scarazzini y Walter Bosano". Estamos hablando de un piloto que a su talento natural, le agregó experiencia internacional, dedicación y trabajo, y por sobre todo teniendo al sacrificio y la humildad como aliados.

Su campaña en TC 2000 de 2018

Clasificaciones: 4º/ Pole

Carrera 1 (Sp): 17º / 5º

Carrera 2 (Final): 1º / 1º