Matías Cravero hizo una prueba en el Cabalén

El cordobés aprovechó la habilitación del trazado y giró con un auto de la Clase 2 del Córdoba Pista del Juárez Competición.

Matías Cravero se convirtió en otro de los pilotos del TC2000 que pudo salir nuevamente a pista durante la pandemia del Coronavirus, la cual detuvo la temporada 2020 tras disputarse la primera fecha, el pasado 8 de marzo. El piloto cordobés giró en el día de ayer con un auto de la Clase 2 del Córdoba Pista en el autódromo Oscar Cabalén.

A bordo de un Fiat Uno Way del Juárez Competición, Cravero volvió a la actividad y se suma al grupo que integran Rodrigo Aramendia, Tomás Cingolani y Gastón Cabrera como los que ya tuvieron la posibilidad de sentir nuevamente la sensación de velocidad en el cuerpo.

“La verdad que fue muy positivo venir a probar, ya que el auto está funcionando bien, pero tendría que mejorar para mi forma de manejo. Con esta posibilidad de ensayar en el Cabalén, creo que con dos o tres test más antes de la carrera va a ser más que suficiente para estar bien competitivos y arrancar desde la primera fecha a full”, manifestó el cordobés en primera instancia.

Y agregó: “Llegamos a las 9 de la mañana y trabajamos hasta las 6 de la tarde. Fue un día donde probamos varias cosas y yo busqué entrar en ritmo para poder ser parejo al momento empezar a desarrollar los elementos nuevos. Ya recuperé el feeling, así que cuando comiencen las carreras voy a estar bien afilado”.

En tanto, el oriundo de Colazo contó las sensaciones que tuvo luego del primer contacto con el auto tras cinco meses de inactividad. “El regreso fue medio raro, estaba muy ansioso por acelerar y andar rápido. Empecé de menos a más, asentando todo porque el auto también había estado parado mucho tiempo. Me tomé unas cinco o seis vueltas girando en el circuito chico para probar los frenos y calentar bien motor y caja. Luego me fui adaptando y progresamos hasta llegar a los buenos tiempos. Me llevó dos tandas de diez vueltas poder terminar de entrar en confianza y sentirme firme”, explicó.

Por último, el piloto del FDC Motor Sports hizo un análisis del protocolo con el cual se llevó a cabo el ensayo. “Soy muy consciente del virus que estamos viviendo hoy en día y obviamente que cumplimos con todos los protocolos. Lo que más te molesta es el barbijo para respirar o cuando te bajas del auto cansado o con calor y te lo tenes que poner es un poco incómodo. Pero con tal de volver a la actividad y que sea el bien para todos, creo que tenemos que hacer un esfuerzo y respetar todas las medidas hasta que tengamos una vacuna. Hay que pensar que no es solo por nuestras ganas de estar arriba de un auto de carrera, sino también por la necesidad que tienen los equipos de trabajar”, concluyó.