“Ojalá pueda correr los 200 km de Buenos Aires”

José María López espera la respuesta de Citroën para saber si puede correr la carrera de invitados del Súper TC 2000. Además habló de su victoria en Eslovaquia y aseguró que no lo sorprendió la exclusión del Gurí Martínez en el TC.

A pocas horas de arrancar la actividad para la tercera fecha del campeonato del WTCC en Hungría, José María López habló con carburando.com sobre la victoria del último fin de semana en Eslovaquia y sobre las dificultades de un año en el que el lastre reglamentario en su Citroën acortó la brecha con sus rivales. Además, “Pechito” fue breve pero duro respecto del escándalo en el TC y aseguró que tiene una invitación de un equipo oficial del Súper TC 2000 para correr los “200 km de Buenos Aires”.

 

-¿Fue un fin de semana difícil?

-Sí… Aunque suene raro decir que fue un fin de semana difícil cuando clasifiqué tercero y gané una carrera. Pero por el tema de los kilos de lastre las dos primeras carreras han sido muy duras, se trabajó bien y lo importante es que prácticamente no perdimos nada con una gran diferencia de lastre.

-¿Qué valor tiene este triunfo?

-Vale mucho. Ahora no se nota, pero haber arrancado de esta manera el campeonato sin haber perdido casi nada de puntos contra un Honda que pesa casi 80 kilos menos, considerando que estoy 40 puntos delante de Yvan (Muller), la verdad que es muy importante. Y más teniendo en cuenta que veníamos con problemas en el auto y nos podríamos haber ido con pocos puntos.

-¿Cuánto se siente el lastre?

-Mucho. Según las simulaciones que estamos haciendo, se pierde entre un segundo y un segundo y medio según la pista. No es tanto lo que se siente en una sola vuelta rápida, sino que en el ritmo de carrera los neumáticos se deterioran mucho más y se complica.

-¿Se notó algún cambio en el equipo ahora que deben concentrarse solo en dos pilotos?

-No. Es lo mismo. Es cierto que ahora solo somos dos pilotos, pero el equipo sigue trabajando las carreras de la misma manera y el profesionalismo sigue siendo el mismo de siempre. El auto mejoró mucho con respecto al año pasado y la verdad es que Citroën sigue siendo un equipo muy fuerte que está uno o dos escalones por encima del resto de los equipos del WTCC.

-¿Imaginás un campeonato más difícil respecto de los anteriores?

-Si… Los otros equipos han trabajado mucho y la realidad que hay mayor paridad porque nosotros arrancamos con 80 kilos de lastre y el resto con cero. Y eso no había pasado los años anteriores donde pudimos marcar una diferencia desde el principio. Por lo tanto creo que será un año estratégico, donde tendremos que ser más precavidos a la hora de correr, de ver cómo se plantean los kilos en cada carrera y tendremos que sacar ventaja de cada oportunidad que tengamos.

-¿A quiénes ves como los rivales más directos?

-Bueno, Yvan siempre es un rival muy fuerte. Con la vuelta de clasificación en Eslovaquia demostró que sigue siendo muy competitivo. Además por ser mi compañero es un rival directo. Y después los tres Honda, sobre todo Thiago Monteiro y Robert Huff que han empezado muy bien el año.

-¿Qué sensaciones te dejaron las dos primeras experiencias en el MAC3?

-Creo que es una buena iniciativa que todavía hay que darle tiempo, para ver si le gusta a la gente. Pero uno siempre está predispuesto a brindarse por el espectáculo y probar cosas nuevas. Pero lo importante es que le interese al público. Para nosotros es una competencia más.

-¿Qué te provocó la noticia de la exclusión del “Gurí” Martínez en el TC?

-Nada. Miro algunas categorías argentinas, pero no sigo mucho al TC porque no me llama la atención. No me sorprende que pase ese tipo de cosas en una categoría como el TC.

-¿Vas a correr los “200 Km de Buenos Aires” del Súper TC 2000?

-Me invitó un equipo, pero estoy esperando la confirmación de Citroën para saber si puedo correr, o  no. Ojalá se pueda dar porque siempre es lindo volver a correr en la Argentina.

 

Si bien el bicampeón del mundo no hizo referencia al equipo que lo invitó, sería Peugeot la marca con la que podría correr a fines de junio en el coliseo porteño. Mientras tanto, el piloto argentino tiene un objetivo inmediato: recuperar la punta del campeonato del WTCC este fin de semana, un lugar al que estaba acostumbrado.