Pernía por garra y corazón merecía ser Campeón

Después de varios intentos esta vez si Leo Pernía gritó Campéón del STC2000 demostrando que con dedicación y esfuerzo se puede

Leo Pernía finalmente pudo ser Campeón de STC2000.

Coronación que venía buscando desde hace años y que muchas veces se le negó en la última fecha cuando llegaba como banca y terminaba siendo punto.

Hoy con sus 44 años, el ex futbolista nacido en Tandil, festeja a lo grande un más que merecido título.

Deportista por excelencia, criado desde la cuna casi con el deporte como pieza fundamental en la vida, Leo, arrancó tarde en el automovilismo pero con la firme convicción de llegar a ganar y ser algún día Campeón.

Aquel pibe que despertó la ira de su padre en Balcarce cuando le pidió el auto de TC para llarlo a boxes y generó con su vehemencia la calentura del Tano Pernía que llegó a destino pegando puñetazos al joven volante y gritando: "estas locooooo".

Auqel que se subió a un auto de turismo y de movida peleó la punta.

Y aquel ya no tan joven que levantó el telefono llamó a Victor Rosso y le dijo: "Dejame probar un auto tuyo que te voy a sorprender". Rosso accedió por ser el hijo del ex defensor de Boca y luego de las primeras vueltas con el Honda de TC2000 expresó: "De donde saliste flaco vos????". Leo dejó impactado a Rosso que le dio la posibilidad de correr en el TC2000 sorprendiendo de movida a propios y extraños.

Ese muchacho vehemente, encarador, aguerrido es el actual Campeón del STC20000. Un tipo que se cuida, que entrena todos los días, que se dedica a su familia, que no solo tiene aspecto de pibe sino que trabaja como un pibe para lograr sus objetivos como si fuera la primera vez.

Pernía

En el automovilismo de hoy donde cada día aparecen más chicos talentosos surgidos del karting no es fácil mantenerse en un buen nivel y menos para los que ya han pasado los 40. Sin embargo Pernía les ha corrido de igual a igual y hoy demuestra que con conducta, oficio, efectividad y dedicación se puede acceder a cosas importantes.

No en vano fue que en esta temporada peleó en las tres categorías en las que corrió el campeonato.

Leo Pernía es uno de esos pilotos, como siempre lo remarco en mis relatos, que mejor improvisa arriba de un auto de carreras.

No es casualidad que halla ganado en el estadio único de La Plata, en las calles de Santa Fe, en "200 km", en el "Drivex" (Desafío con autos iguales), y en esta primera era de los motores Turbo que tanto costó en la daptación de los pilotos.

Por toso eso, por venir del futbol, por la pasión, por la garra y por el corazón, Pernía ha gritado Campeón!!!