Piloto de motos de 69 años muere al accidentarse a 405 km/h

El norteamericano, Ralph Hudson, intentaba romper su propio récord de 482 km/h, en las salinas de Bonneville, con su Suzuki GSX-R1000 modificada.

El veterano piloto de motos norteamericano, Ralph Hudson, falleció este lunes a los 69 años, luego de pelear por su vida durante las últimas tres semanas, a causa de las severas lesiones sufridas al accidentarse a 405 km/h con su Suzuki GSK-R1000 modificada, mientras intentaba batir su propio récord de velocidad, el pasado 14 de agosto, en la última jornada de la Semana de la Velocidad de Bonneville, Estados Unidos.

Hudson se encontraba realizando una pasada, en la última mañana del evento, cuando una ráfaga de viento lo desestabilizó y provocó la caída desde su moto. Según el informe de la Southern California Timing Association (SCTA), el piloto fue trasladado en helicóptero sanitario al Centro Médico Intermountain, de Salt Lake, en Utah, donde los primeros reportes hablaban de su estado crítico. Después varias semanas, Hudson falleció por las graves heridas en la tarde de este lunes.

El piloto había marcado el récord mundial FIM, en 2018, en el desierto boliviano de Uyuni, al alcanzar los 478 km/h. Ahora, pretendía lograr la marca de 300 mph, es decir, 482 km/h. Hudson había logrado superar esa velocidad en una de las pasadas en Bolivia. Aunque en la pasada de vuelta no le alcanzó para promediar esa velocidad que le permitiera ser oficialmente reconocido. Y este año lo había ido a buscar en las salinas de Bonneville.

“Silencioso gigante”, le decían. Un meticuloso constructor. Gran amigo y respetuoso rival. Así es recordado por su ambiente, que lo despide como una leyenda.