Fórmula Nacional

Proceso de renovación

La Fórmula Nacional encara un camino de modernización que comprende la llegada del Halo, la incorporación de neumáticos más anchos y un cambio en el chasis.

Proceso de renovación
Proceso de renovación

La tradicional Fórmula 2.0 comenzará una importante renovación en este año. El primer gran cambio será el del nombre, ya que pasará a llamarse Fórmula Nacional y el otro será la implementación del halo como nuevo sistema de seguridad para los pilotos.

La categoría escuela llevó a cabo la primera prueba con el halo el pasado viernes en el autódromo de Buenos Aires. Nicolás Suárez y Marcelo Ciarrocchi giraron en unos de los monoplazas del Martínez Competición con el nuevo elemento ya adaptado.

Sin embargo, el halo no fue la única modificación que testearon en el ensayo, ya que también trabajaron con un neumático trasero más ancho. Otra de las novedades que emplearía la divisional escuela es el alargue de los chasis.

Leer además: La Fórmula 2.0 estrena el halo

"El halo es un espectáculo. Da una confianza y seguridad que antes no se tenía. Y no molesta en absoluto. Está muy bien hecho y pensado, se te borra de la vista y no se percibe. No tengo ninguna corrección para hacerle. El único miedo que tenía era por la visibilidad, pero no afecta para nada. Te da un plus de seguridad, que es muy positivo", expresó Suárez en primera instancia.

Luego, el oriundo de General Pico habló de la goma más grande que utilizaron en el tren trasero. "También probamos con un compuesto más ancho de neumáticos, el auto mejoró y fue un poco más estable en el tránsito de curva. Adelante da una estabilidad terrible y otorga más grip al frenar. El balance general es muy positivo, me quedé muy conforme con la prueba. Vamos a tener que trabajar en una nueva puesta a punto, pero las sensaciones son muy buenas", explicó.

Con respecto a este último tema, Ciarrocchi brindó sus conclusiones: "La goma trasera ancha da más seguridad e invita a arriesgar un poco más. En los momentos en que se pierde un poco de adherencia, ayuda a controlar más el auto y que se cometan menos errores. En la parte delantera no hay gran diferencia, pero sí frenando es un poco mejor”.

Leer además: Así fue la prueba con el halo

Por último, el ingeniero Martín Ledesma, responsable de la confección del halo, transmitió sus sensaciones tras la primera puesta en pista. "Llegamos a este feliz día, donde se hizo una prueba fundamental para que los pilotos conduzcan de esta manera y entiendo que fue todo exitoso. Es un cambio en el automovilismo argentino, es importante que tengamos estos elementos de seguridad que nos acerquen a los estándares de los autos de Fórmula a nivel mundial", resaltó.

"El halo terminó siendo un elemento de fácil instalación. La CDA me brindó la información y, bajo los lineamientos de la FIA, se empezó a diseñar el dispositivo. Luego se realizó una verificación exhaustiva y comenzó la construcción. Además del rediseño que se hizo del monoplaza, también se lo alargó para alojar a los pilotos más altos y que no tuvieran dificultades de visibilidad. Los chasis van incorporando más elementos de seguridad y éste es el salto más importante que se ha dado en la materia en los últimos años", se explayó para cerrar.

 

Lo mas leído

Destacadas

TC2000

Ver todas

Turismo Carretera

Ver todas