¿Qué une al Beetle y a Los Beatles? La historia en La Otra Mirada

¿Cuál es la relación entre el Volkswagen Escarabajo y los Beatles? Una historia más allá de la esquina de Abbey Road. Mirá el video de La Otra Mirada

Si se postula un automóvil que fuese representativo en el Siglo XX, seguramente surgirán varios modelos. Pero para muchos, sin lugar a dudas, el Volkswagen Tipo 1, el popularmente Escarabajo, sea el elegido.

Fue el más popular durante mucho tiempo. Nació en 1938 y se produjo hasta 2003. Fue el primer modelo de la marca alemana, el que más tiempo permaneció en producción en la historia y el primero en superar la barrera de los 21 millones de unidades.

Su silueta es inconfundible. Y fiel a su popularidad, apareció en infinidad de películas, series e imágenes muy recordadas. Hasta protagonizó una película, como Herbbie, o para los más antiguos, Cupido Motorizado.

 


Pero hay una historia muy particular. Su popularidad se fusionó con, quizá, los más populares. Allí aparecen Los Beatles, cuando ya sobre el final de su brillante y exitosa, lanzarpn el emblemático disco Abbey Road.

En 1969 irrumpió aquel disco con una tapa por demás llamativa, que se transformó en histórica. Los cuatro de Liverpool cruzando la calle de los famosos estudios de grabación. Algo sencillo que, con el tiempo, se rodeó de historias, fantasías y leyendas.

A la izquierda de la tapa del disco, se ubicaba estacionado un Volkswagen Escarabajo. Con dos ruedas sobre la vereda. Solía estar estacionado en ese sitio muy a menudo, y era propiedad de alguien que vivía cerca del estudio d grabación.

Su dueño lo registró el 10 de abril de 1968, con el número de placa LMW 28IF. La aparición en la imagen fue accidental.

A partir d allí, las historias que se originaron por ese auto. Se construyó la historia de la supuesta muerte de Paul McCartney en un accidente de tránsito y que esa tapa reflejaba esa situación. La patente del Volkswagen, con la placa LMW 281F acentuaba esa teoría.

LMW significaría Linda McCarteny Widow (Linda McCartney Viuda) y 281F, que leída erróneamente como “28IF” (28 si…), supuestamente hacía referencia a la edad que habría tenido McCartney en 1969 de haber estado vivo.

Más allá de las aseveraciones truculentas sobre Paul, ese Volkswagen tomó vida propia, más allá de la fama del modelo.

Increíblemente, el auto se vendió y más tard, en 1986, se subastó por la afamada casa Sotheby´s por unas 2530 Libras Esterlinas. En 2001 fue exhibido en el museo d Volkswagen en Wolfsburgo, de Alemania, lugar donde aún permanece.

Si bien hay otros modelos que se emparentan con Los Beatles, como los Mini Copper de Paul y de Ringo, el Roll Royce de John o el fanatismo de George Harrison por el automovilismo, y más precisamente por la Fórmula 1, hay otro mito que emparenta a Los Beatles con el Volkswagen.

Hamburgo se considera la cuna de los Beatles. Allí dieron los primeros pasos en los albores de la década de los años 60. Por aquel entonces, una señorita, llamada Astrid Kirchherr, fotógrafa, ayudó al grupo. Y allí fue pareja dl entonces desconocido John Lennon.

Entre sus salidas, Astrid lo llevaba a pasear por la ciudad, y especialmente por el puerto, con un Volkswagen. Como el músico quedó encantado con la chica, pero también con el auto, buscaron cambiar el nombre del grupo, que por entonces se llamaba The Quarry Men, que no convencía.

Admiradores del grupo  The Crickets («Los Grillos»), buscaron un nombre que también referenciaran a animales. Stuart Sutcliffe, íntimo amigo de Lennon e integrante de la banda, sugirió The Beetles (Los Escarabajos), a lo que Lennon cambió una e por la a, para quedar definitivamente como The Beatles.

El nombre reivindicó a su estilo musical. No era rock ni pop, era Beat.Y por ello quedó el nombre, aunque para algunos el popular VW Beetle haya sido inspirador.

Más allá de mitos y verdades, la marca alemana hizo muchas gestiones para vincular comercialmente su imagen a Los Beatles, objetivo que no se alcanzó.

Lo más cercano fue en 2019, cuando Volkswagen lanzó el "The Beetle's Abbey Road Reparked Edition", con ese nombre la automotriz alemana divulgó lo que es, a su modo, un homenaje a uno de los discos más importantes de la historia de la música: Abbey Road de Los Beatles, al cumplirse medio siglo.

A diferencia de la portada original del disco, el VW Escarabajo aparece perfectamente estacionado con las cuatro sobre la calle.

Una forma de promocionar el Park Assist, el sistema de asistencia al estacionamiento que reconoce un espacio disponible y estaciona solo el auto (el conductor solo tiene que acelerar, frenar y poner primera o marcha atrás).

“En 1969, nuestros autos no venían con tecnología Park Assist. Razón por la cual hay un Volkswagen Beetle estacionado incorrectamente en una de las imágenes más icónicas de Abbey Road. Entonces, después de 50 años, hemos decidido corregir ese error”, sostuvieron.

Obviamente los cuatro músicos no aparecen en la nueva imagen y el auto negro de la derecha fue reemplazado por otro coche de la marca alemana. La nueva tapa tuvo como objetivo recaudar fondos para una ONG.

Escarabajo, Fusca, Kafer, Sedan, Bocho y tantos nombres más en el mundo, el Volkswagen Beetle tuvo su vínculo particular con los Beatles. Quizá más imaginario que real, pero desde la fonética y hasta la fantasía, el más popular y los más populares coincidieron en la esquina de Abbey Road…