"Quiero divertirme, pero sobre todo ganar"

Con 56 años, el español Carlos Sainz anticipa su próxima experiencia en Dakar 2019 con el equipo Mini, en busca de su tercer triunfo.

Carlos Sainz con 56 años, con un historial envidiable y siendo el último vencedor del Dakar  decidió emprender una nueva aventura de la mano de Mini, para conseguir su tercer trofeo del rally más impredecible del mundo. Sainz no está dispuesto a ir a Sudamérica ‘de paseo’, sino que el objetivo es ganar.

"Quiero divertirme, pero sobre todo ganar. A estas alturas de mi película deportiva, para mí es fundamental divertirme. El día que no corra el Dakar tendré que inventarme algo para veros en estos días de diciembre. Lo hemos hecho tantos años que es una tradición", ha comentado Sainz en un evento de presentación del Dakar que se avecina.

"A la hora de afrontar este Dakar, haberlo ganado el año pasado no me va a dar ningún minuto extra. Sí es cierto que estar con Mini con un coche con posibilidades de ganar el Dakar sí importa, pero no creo que tengamos más presión por haber ganado el año pasado y tenemos ilusión por revalidar el triunfo. Es una carrera anual, tienes que hacer deberes todo el año, te preparas y tienes un intento. Si no sale, tienes otros 12 meses de espera, de preparación. Que sea una al año es lo que la hace especial, un poco como Le Mans", comentó.

Respecto a las expectativas del equipo en el que Nani Roma será otra de las cabezas visibles de Mini –además de Stéphane Peterhansel y Cyril Despres, sus compañeros en Peugeot el año pasado–, tanto Carlos Sainz como Lucas Cruz se muestran optimistas en vista del rendimiento que ha demostrado tener el Buggy de dos ruedas motrices y el desarrollo a lo largo del año, si bien apuntan a la fiabilidad como uno de los aspectos a tener en cuenta en esta edición.

"Estamos contentos desde que decidimos unir fuerzas a este proyecto para correr con el Mini de dos ruedas motrices. Desde el primer test en junio en Marruecos hasta hoy, la evolución ha sido brutal por parte del auto. Ahora depende también de la fiabilidad. Es un vehículo muy nuevo en el panorama rally raids, así que tampoco es que tenga años de evolución como el Toyota o el cuatro ruedas motrices. Como en el Peugeot, la misma base evoluciona año tras año. Muchas piezas tienen el kilometraje del año anterior, así que si algo me preocupa es la fiabilidad, no por falta de trabajo sino por tiempo del coche en la competición", ha admitido el bicampeón del mundo de rally.

Sainz agregó, "como piloto me doy más que por satisfecho con lo que la vida me ha deparado. Amigos, vivencias, deporte al que he estado dedicado en cuerpo y alma, y he tenido la ocasión de dedicarme a lo que ha sido mi pasión. Con 12 años pintaba coches de rally, con 14 soñaba con pilotar. Soñar es gratis, mis sueños se hacían realidad por suerte, cada vez había sueños y cosas más locas que yo ni soñé ni imaginé".

"Consejo para los jóvenes: las cosas no son fáciles. Cuando dicen que es fácil, yo me río. Las cosas como los récords son difíciles, pero no imposibles. El que no lo intenta no lo consigue. Yo le digo a los jóvenes del RACC: trabajad, porque con trabajo y dedicación se cumplen sueños, con 20, 30 y 50. Yo espero cumplir sueños con 60. Serán otros, pero ese es el combustible", ha añadido el ganador de 2018..

En cuanto a sus rivales más duros, Sainz lo tiene claro: el enemigo, en casa. "Mis dos compañeros de equipo cuento con ellos. Nani con el 4x4, aunque sea Mini en otra parte de este equipo,  y los Toyota enemigos número uno del equipo con Nasser. Somos los mismos que en el último Dakar, quizá con otros coches. Está Robby Gordon, pero si hasta ahora no ha peleado por victorias de etapa dudo que ahora lo haga por la general".

Sainz tambi{en explicó que su contrato con la marca alemana es de un año con opción a otro, por lo que este Dakar podría no ser el último para él. "El contrato es de un año, el Dakar me lo tomo de año en año, y cuanto más veterano soy, más hago esa estrategia. A ver qué tal va y ya veremos, contratos de un año con opción a otra", ha expresado Carlos Sainz.