San Juan de Marcona, la segunda escala del Dakar

Principal ciudad minera y con un gran parque eólico, San Juan de Marcona recibe a la caravana del Dakar, en el segundo campamento.

El Dakar ya atraviesa la provincia de Nasca, en la región de Ica, y la caravana Dakar llega a San Juan de Marcona, donde se instala el campamento en el que concluye la segunda etapa de la competencia.

Ciudad portuaria, que se destaca por la pesca artesanal, también Marcona se distingue por la minería y el comercio. A pocos kilómetros del campamento se encuentra la Reserva de Punta San Juan que es refugio a una variedad de animales marítimos como los lobos marinos y los pingüinos de Humboldt. La Ensenada de San Fernando es el único lugar en la costa donde se pueden ver guanacos y cóndores andinos.

Pero el viento acompaña la unión del mar con el desierto. Y por esta condición, aquí se levantan las enormes hélices que anticipan a la pintoresca ciudad costera. Desde el 2014 opera la empresa Eólica Marcona (de la empresa española Cobra) que a través de 14 aerogeneradores contribuyen con energía al sistema interconectado nacional del Perú.

En marzo del 2016 se puso en marcha el parque Eólico Tres Hermanas de la misma empresa española con 30 aerogeneradores que dan energía limpia al sistema interconectado. Ambos parques eólicos se encuentran a 10 kilómetros al sur de la ciudad de Marcona.

San Juan de Marcona no sólo albergará la caravana del Dakar 2019 en esta segunda etapa, sino que también por aquí pasara la competencia al regreso, rumbo a Lima. La semana próxima, aquí el 14 de enero, se desarrollará una doble jornada con la 7ª etapa, ya que habrá un “rulo”, con largada y llegada desde este campamento.