Seat investiga prototipos de mascarillas y respiradores contra el coronavirus

El fabricante de coches ya hace pruebas para la elaboración de material sanitario en la planta de Martorell, sin actividad desde el lunes.

En el Centro de Prototipos de Desarrollo de Seat han identificado cuatro piezas del coche que pueden servir para confeccionar mascarillas a partir de los filtros del aire acondicionado, con el fin de evitar infecciones. La idea es imprimir el modelo de la mascarilla y acoplar el filtro. "En recambios han localizado 7.300 filtros, de cada uno salen 6 mascarillas, por lo que tenemos un potencial de 44.000 mascarillas", comentan los impulsores del proyecto. Incluso se han puesto en contacto con los proveedores de asientos para ver si podían encargarse de coser las mascarillas.

Las iniciativas particulares y de empresas siguen aflorando en plena crisis del coronavirus para tratar de encontrar soluciones a los problemas de falta de material sanitario. Varios fabricantes del sector del automóvil ya han puesto en marcha algunas propuestas y siguen trabajando en otras.

Seat

La voluntad y las ganas de ayudar, no obstante, chocan a veces con la imposibilidad de llevar a la producción las ideas ya que para ello hay que cumplir con unas estrictas normas y protocolos de esterilización y de tipo sanitario que hay que tener en cuenta.

Antes de que la planta de Seat en Martorell detuviera su actividad fueron muchos los empleados que ya estaban trabajando en soluciones para elementos básicos como mascarillas, incluso algunos desarrollaron prototipos de respiradores automáticos.

Otro de los elementos en los que han trabajado algunas empresas (también en Seat) son los respiradores empleando motores de limpiaparabrisas. El problema que plantean, además de las homologaciones sanitarias, es que son prototipos que deben estar 24 horas en funcionamiento y algunos expertos creen que no pueden aguantar ese ritmo por lo que también se pide precaución con las ideas.