Tras 5050 kilómetros, Nacho Cornejo gana por... ¡Un segundo!

El piloto chileno, con Honda Monster, aventaja por la mínima diferencia. Entrenado por su padre, Pepe Cornejo, es amigo de los Benavídes. Escuchá al líder.

Con la 7ª etapa, de Ha’il rumbo a Sakaka, la competencia arrancó la segunda mitad. Ya se completaron 5050 kilómetros de carrera. Y en motos, la categoría reina del Dakar, el chileno Ignacio “Nacho” Cornejo (Honda) es el nuevo líder de la clasificación general, aventajando a Toby Price (KTM) por sólo… ¡Un segundo!

Mínima diferencia después de tanto acelerar sobre dunas, tierra, piedras y ríos secos. Increíble. El piloto chileno de Honda, compañero de equipo de Kevin Benavídes, es una de las esperanzas sudamericanas en llevarse la anhelada victoria en motos, más ahora subido a la vanguardia de la clasificación.

Cornejo pertenece a una familia tradicional del motociclismo en el Norte de Chile. Su padre, Pepe Cornejo, entrena pilotos en el Desierto de Atacama. Nacho conoce como nadie los secretos de ese mar de arena desde Iquique a Copiapó.

Junto con don Pepe, que está aquí en Arabia Saudita como fiel compañía de Nacho, también José Antonio, su hermano, se dedica a la preparación del representante trasandino. Y en ese entrenamiento riguroso pasaron los hermanos Kevin y Luciano Benavídes. Allí surgió esa amistad que hoy se comparte dentro de la intimidad del equipo Honda Monster Racing Team.

“Fue una buena etapa. Tuve algunos problemitas que pude solucionar rápido. Por suerte la moto está muy bien para la siguiente etapa. Debo ser inteligente y con buen ritmo para concentrarme en la navegación”, comentó Cornejo al llegar al particular campamento de Sakaka, en el extremo norte de Arabia para el Dakar 2021.

Es parte de la etapa Maratón. ¿Qué significa? Los competidores no cuentan con la asistencia de sus equipos allí. Cualquier inconveniente, debe ser solucionado sólo por los tripulantes. Por eso están aislados en ese lugar, cercano al límite con Irak. Por eso es tan importante mantenerse lo más entero posible, para la etapa de mañana, rumbo a Neom, ya sobre el Mar Rojo, cercano a Jordania.

“Debía tener un manejo no muy agresivo. Era fácil cortar el neumático. Si uno tiene un corte debe bajar el ritmo. Con todo entero, se puede atacar un poco más. La estrategia es concentrarse día a día. No pienso en la punta de la clasificación”, agregó el chileno.

No fue el mejor día para Kevin Benavides. Se perdió en una zona compleja, en la que se desvió 4 kilómetros y debió volver sobre sus pasos: “En el kilómetro 470 cometí un error de navegación. Perdí cerca de 10 minutos en es aparte. Apreté lo más que pude sobre el final, pero cedí mucho tiempo. La moto está bien, que es muy importante en esta jornada. Falta mucho aún, por lo que debo borrar este problema y atacar de aquí al final”, indicó el salteño, que ocupa el 5° puesto en la clasificación general, a 7m29s de su amigo Cornejo.