Video: la insólita definición del TC2000 de 1997

Fue un 21 de diciembre en Rafaela y con lluvia. Fue la fecha de los cuatro ganadores y dos campeones...pero Henry Martin terminó con el título.

El TC2000 tuvo en el desenlace de la temporada 1997, una de sus fechas más insólitas de toda su historia, con dos carreras que al final de cuentas tuvieron cuatro ganadores diferentes, y dos campeones para una sola corona. ¿Cómo ocurrió semejante embrollo? Era la última fecha del campeonato y se acercaba Navidad. El 21 de diciembre se disputó en Rafaela el cierre del año del TC2000, en coincidencia con el Coronación del TC en Buenos Aires ese mismo domingo.

Para definir el título llegaron los dos candidatos más fuertes del año. Desde el inicio habían peleado uno de los títulos más disputados del historial de la categoría: Henry Martin con el Ford Escort de Oreste Berta era el puntero con 311 pntos y Walter Hernández con el Volkswagen Polo del equipo de Guillermo Maldonado era escolta con 301. Había 20 puntos en disputa por cada Final ganada.

El domingo amaneció lluvioso, con humedad, calor. Llegaba la hora de correr con lluvia. Las reuniones comenzaron temprano y Rafael Baglioni, comisario deportivo en aquel domingo, y los representantes de los equipos más importantes decidían con qué cubiertas correr. La llovizna molestaba, pero no alcanzaba para mojar continuamente la pista. El interrogante era neumáticos slicks o con dibujo. Se decidió que cada uno podía elegir, cuando minutos antes se había destacado que todos debían competir con las mismas gomas.

Tras dos vueltas y fracción, la bandera roja y más problemas. ¿Por qué se paró la carrera si cada uno se hacía responsable de la elección? Por seguridad, argumentaron. Pero nadie pensó en aquellos que utilizaban las cubiertas para lluvia. Bradas, Belloso, Giorgi y un enfurecido René Zanatta (corrió ese fin de semana con el Peugeot de Juan María Traverso que definía en Buenos Aires un nuevo campeonato de TC con Chevrolet), enseguida reclamaron sin éxito a las autoridades deportivas.

El segundo problema se originó cuando se determinó que se contaban tres vueltas, pero que se debía relargar la prueba con las posiciones de la primera vuelta. Estaban en juego, nada más y nada menos, que las ubicaciones de Hernández y de Martin, que se alternaron en ese par de giros. Dos vueltas fueron "fantasmas". El artículo 16, Caso B, mencionaba esta alternativa. Si pasan más de dos vueltas cuando se para la prueba, se debe tomar el registro del giro anterior. 

Walter Hernández en la definición de 1997

LA CLAVE

En el medio, uno de los colaboradores de Maldonado limpió la toma de aire de la trompa inferior del Polo que se había tapado como consecuencia de un despiste. Esto ocurrió cuando se esperaba en la grilla el cambio de neumáticos. El reglamento establece que no se puede recibir ayuda externa. Y el Volkswagen la tuvo. Por eso, la exclusión posterior. Bandera verde y otra discusión: Hernández se retrasa o Martin se adelanta. Allí se dispuso que el Ford aceleró antes de lo permitido y por eso Martin recibió 45 segundos de recargo. 

La primera Final terminó con Hernández ganador, escoltado por el Chevrolet Vectra de Guillermo Ortelli y Henry Martin en 6to lugar. Con ese resultado el nuevo puntero era Hernández y con llegar adelante de Martin en la segunda carrera se consagraba campeón.

LA DENUNCIA

Lamentablemente, el título terminó definiéndose sobre un escritorio y no ante la bandera a cuadros. Antes de largarse la segunda Final se conoció que Berta elevaba una denuncia contra Hernández por recibir ayuda en el parate antes de la re-largada.

Sin embargo la segunda Final se corrió sin novedades de la CDA y en medio de la pista muy difícil se impuso insólitamente un auto de la clase Ligth sobre los de la categoría TC2000 mayor con motores 16 válvulas. Se trató del Ford Escort 8v de Gustavo Tadei quien con las veloces gomas de lluvia que podía usar la Light tuvo un carrerón y se quedó con su único triunfo en la categoría. En TC2000 convencional el ganador fue otro primerizo, Luis Sopplesa con un Honda Civic (su compañero Omar Martínez se austentó para correr en el TC de Buenos Aires).

EL ESCRITORIO Y EL CAMPEONATO

La denuncia de Ford tomó curso. Pasaban las horas y no había decisión, hasta que las autoridades de la CDA del ACA salieron de una última reunión. Se estudiaba la denuncia efectuada por el equipo Berta Motorsport. Estaba en juego la desclasificación de Walter Hernández, de la primera carrera, y como consecuencia, también se ponía en danza nada más y nada menos que un campeonato.

La resolución tardó en salir, pero finalmente casi a las 17 del domingo, se informó que el piloto de Volkswagen quedaba afuera de la primera competencia y que Henry Martin con el resultado de la segunda Final era el ganador de la 18a. temporada del Turismo Competición 2000. Al ser excluído Hernández de la primera carrera, el ganador fue Guillermo Ortelli llevando al triunfo por única vez al Vectra en TC2000.

La alegría se desató en el búnker de Ford. Tal como lo hicieron en Nueve de Julio, donde el sanjuanino logró sus primeros dos triunfos en una misma jornada, tomaron las tijeras y las afeitadoras y comenzaron a rapar las cabezas de Martin, de Cingolani, de Orestito Berta. Aquellos mismos que, cuando finalizó la segunda carrera, recibieron cabizbajos a Martin y lo consolaban con un "será la próxima". Ellos mismos que terminaron con coraje, porque el sanjuanino fue el que les recordó que todavía nada estaba perdido, mientras en el box de Maldonado era todo algarabía, porque hasta ese momento el campeón era Hernández.

Por eso al final de cuentas Rafaela fue la definición más increíble de los últimos tiempos del TC2000 con Hernández, Ortelli, Tadei y Sopplesa como ganadores y Hernández y Martin como campeones. Claro está, que tras excluir a Hernández todo cambió el campeón hubo uno solo y fue Henry Martin quien ese año logró el récord de 7 triunfos consecutivos en una extenuante temporada de 28 carreras.