Villagra hace historia y manda entre los camiones

Por primera vez un argentino lidera la general entre los pesados del Dakar. Federico Villagra ahora aventaja por 16m7s al ruso Nikolaev

Al margen del resultado final del Dakar 2018, Federico Villagra no olvidará esta 11ª etapa, entre Belén y Chilecito, justo en el lugar más emblemático del Dakar en América, ya que es la única zona donde la gran aventura pasó ininterrumpidamente desde 2009, cuando el Dakar cruzó desde África. Aquí el cordobés pasó al frente en la clasificación general entre los camiones, y se transformó en el primer argentino en lograrlo.

Cuando parecía que el Kamaz del ruso Eduard Nikolaev no se caía de la clasificación, Villagra aceleró el Iveco del YPF Infinia Diesel y pasó al frente, con una ventaja de 16m7s por sobre el ruso.

Tal como lo hizo Kevin benavídes con las motos, en Bolivia, que fue el primer argentino en liderar la clasificación general en motos, ahra Villagra lo hace entre los camiones.

Más allá de la muy buena actuación de Villagra, junto con su tripulación, compuesta por Adrián Yacopini y Ricardo Torlaschi, también la suerte lo acompañó, ya que los problemas sufridos surgieron todos al mismo tiempo, por lo que no perdieron tanto tiempo en una detención en la ruta.

“Teníamos dos gomas pinchadas y no podíamos desinflar las cubiertas en los medanos. Eso nos complicó un poco. Fue muy duro, porque luego rompimos una goma y la cambiamos. Pero al mismo tiempo se nos rompió un caño de aire, que Ricardo (Torlaschi) lo solucionó mientras arreglábamos el otro inconveniente. Todo se solucionó muy velozmente y salimos adelante”, explicó Villagra, al finalizar la etapa especial.

“La verdad es que encontramos todos los way points, pudimos ir muy rápidamente y sin problemas de navegación. Como equipo, todos funcionamos a la perfección”, comentó el piloto cordobés, que obviamente también tenía un ojo puesto en su rival del equipo ruso Kamaz: “Claro que estábamos pensando en la actuación de Nikolaev. Arriba del camión sabíamos que veníamos a muy buen ritmo, pero siempre el resultado depende también de lo que sucede con el contrincante”.

Fiambalá es un clásico para el Dakar. Sin dudas. Esta zona del norte argentino fue la única del país que recibió de manera ininterrumpida a la gran competencia, desde que la aventura cruzó el océano y llegó proveniente desde África, allá por 2009.

Villagra fue segundo en la etapa, detrás del bielorruso Siarhei Viazovich (Maz), a 1m24s, y fue más veloz que Nikolaev, que ayer había sufrido inconvenientes de transmisión.

Quedan tres etapas, ya que el jueves el Dakar irá a San Juan, el viernes a Córdoba, y el sábado realizará un rulo en la provincia mediterránea.