40 años de un absurdo y fatal accidente en 25 de Mayo

El domingo 26 de octubre de 1980, en 25 de Mayo, perdieron la vida Antonio Lizeviche, y Víctor Emilio Galíndez, fueron atropellados por Marcial Feijóo.

La tragedia se hizo presente en el circuito semi-permanente de 25 de Mayo. Mientras regresaban caminando a boxes Antonio Lizeviche y Víctor Emilio Galíndez, luego que se rompiera la caja de velocidades del Chevrolet de “Nito” y abandonaran en la primera vuelta, el destino se interpuso. En el sexto giro mientras regresaban caminando a boxes, fueron embestidos por el Ford #71 de Marcial Feijóo. Murieron los dos de manera instantánea.

  • Te puede interesar: Los chicos ya juegan entre los grandes
  • El Chevrolet azul N°19 había logrado el undécimo puesto en su serie, no sin antes superar inconvenientes mecánicos. Lizeviche al finalizar la serie declaró: "Deseo fervientemente que el auto no se rompa. Uno ya tiene muchas alegrías y frustraciones como para digerir un abandono más...".Pero lo miró a Víctor, que estaba lleno de nervios y expectativas, y agregó:"....él se merece que el auto responda. Si Dios quiere, hoy será un día inolvidable en su vida...".

    lizeviche

    Pero otra vez el destino, caprichoso, haría su voluntad. Seis kilómetros después de haber largado la final, el Chevrolet N°19 debió desertar por inconvenientes en la caja de cambios. El desperfecto ocurrió en la recta final del circuito, en un lugar cercano al cruce de las R.P.51 y R.P.46.Lizeviche y Galíndez comenzaron a caminar en busca de los boxes, mientras saludaban a los pilotos que pasaban cerca de ellos, a gran velocidad. En el camino encuentran a Miguel Atauri  y su acompañante, quienes habían abandonado. Luego Atauri acepta la invitación de algunos espectadores a comer un asado y la hace extensiva a Lizeviche y Galíndez, pero éstos decidieron volver rápidamente a boxes.

    El éxito que tantas veces le fue esquivo a "Nito" estaba ahora al alcance de la mano. Los autógrafos que había firmado antes de la carrera eran muchísimos más que los que había firmado en toda su trayectoria.

    Mientras tanto el Ford de Marcial Feijóo cumplía la sexta vuelta e iba a la cola del Chevrolet de Antonio Bautista y el Dodge de Daniel Corso. Cerca de la entrada a la estancia San José,y cuando Feijóo intentó pasar a Corso, su coche entró  en trompo, a 240 km/h, y atropelló matando instantáneamente a Lizeviche y Galíndez.

    Galindez

    Muertes absurdas, bronca acentuada si se tiene en cuenta la experiencia de "Nito" y su error de haber transitado por un lugar extremadamente peligroso.

    Y así, con lo inexplicable de muchas muertes, se fueron Antonio Lizeviche-un verdadero representante del TC por su fuerza anímica y su pulcritud deportiva- y Víctor Galíndez, que regresaba comiendo un helado y próximo a cumplir los 32 años, de quien todavía resuena esta frase: "Estoy haciendo los primeros pasos en el automovilismo. Me gusta mucho y prontito me voy a largar solo".

    Pero el destino se interpuso y decidió una vez más....

    Fuente: La Historia reciente del TC Tomo II

    Fotos: Historia TC//Armando Contreras - Solo TC