Benavides entre lágrimas: “Ganar el Dakar era mi sueño y pude lograrlo”

El argentino Kevin Benavides no ocultó su emoción luego de conseguir la victoria en el Dakar 2021 entre las motos.

Kevin Benavides llegó a la meta y no pudo ocultar las lágrimas al momento de hablar sobre su sueño cumplido de ganar el Dakar. El salteño resaltó que era un sueño poder ser el primer sudamericano en vencer entre las motos y lo cumplió.

“Me cuesta hablar pero estoy muy feliz, realmente era mi sueño y ahora pude lograrlo. Hace muchos años que vengo buscándolo y pocas personas saben por lo que uno tiene que pasar y entrenar, sacrificarse, dejar cosas para lograr esto”, expresó en primera instancia Benavides.

Sobre cómo fue esta última etapa, dijo: “Fue muy difícil y me tuve que poner a abrir pista, es más, pensé que se podría llegar a complicar. Me enfoqué mucho en hacerlo bien y al final no quería pensar en nada hasta cruzar la meta”.

Y agregó: “En el kilómetro 14 ni bien arrancamos tuve un problema con un waypoint y creí que había perdido uno o dos minutos. Después, en el km 50, los de adelante hicieron un error en un waypoint, engancharon un valle antes y había que ir a otro valle y en ese momento fue muy difícil decidir el no seguir la huella de los demás. Me dije a mí mismo está mal, enganché un valle más adelante y ahí empecé a abrir yo. En ese momento di el 110%”.

Al momento de hacer un análisis de la competencia, Benavides sostuvo: “Fue una carrera que como todos vieron tuvo muchos altos y bajos. Hubo días que íbamos adelante, otros que íbamos más atrás. Cometí errores como todos, creo que es imposible decir que se puede hacer un Dakar perfecto, siempre puede pasar algo”.

“Creo que lo más importante es poder llevar una cierta tranquilidad, confiar en uno mismo, navegar bien que es la clave sobre todo en esta edición que sin dudas, no porque lo haya ganado yo, pero fue el más difícil desde la navegación y fue una locura día a día como cambió todo. Quería hacer historia, quería dejar el nombre en lo más alto del Dakar. Como sudamericano también es un orgullo y un honor. Era mi sueño y lo logré”, continuó el argentino.

A su vez, el piloto de la Honda N°47 resaltó la importancia del apoyo de su familia: “Mi familia es fundamental para mí. Realmente hacen todo por mí, mi hermano también es un soporte muy grande, él no pudo terminar esta carrera pero esto es para él también, sabe que juntos lo logramos. Gracias a todos los que estuvieron al lado mío, ellos saben lo que trabajamos, lo que luchamos”.

Por último, concluyó: “Ser el primer sudamericano en ganar un Dakar en motos era mi sueño de hace muchos años, luché, batallé cada día por esto y este momento es increíble. Gracias a todos los que me dieron fuerzas y me apoyaron en este tiempo”.

 

FOTO: @SHAKEDOWNTEAM