Canapino ganó en El Zonda y Lezaeta se consagró campeón

Espectacular cierre del “Campeonato de las Estrellas”, que tuvo todos ganadores distintos y un justo campeón. La carrera decisiva fue para el infarto.

Agustín Canapino le puso suspenso a la definición del “Campeonato de las Estrellas” al pelear al frente de la carrera y llevarse la victoria, y presionar así a sus rivales por el título a no cometer errores hasta los últimos instantes, aunque Maximiliano Lezaeta fue impecable en su trabajo para batallar con el arrecifeño hasta la bandera a cuadros y consagrarse campeón del certamen virtual del Súper TC2000, que volvió a ofrecer una espectáculo emocionante en la Gran Final corrida, hoy, en el circuito “El Zonda-Eduardo Copello”, de San Juan.

Tuvo todos los condimentos necesarios que debe tener una definición de campeonato emocionante. Los candidatos a la corona peleando mano a mano por las primeras posiciones, fricciones, maniobras ajustadas, sobrepasos de alto nivel, convidados de lujo en la batalla decisiva y una pista inigualable.

Ya desde la clasificación, los máximos aspirantes al título no se dieron tregua. Uno de los punteros del campeonato, Lezaeta (Juncos Racing eSport), lograba la pole position con un Chevrolet Cruze con 40 kilos de lastre y sumaba un punto que lo dejaba solo en la cima del certamen. El más rápido de la semana previa, Juan Bleynat (llegó con 5 puntos de diferencia), se ubicaba detrás con 20 kilos menos de castigo. En el tercer puesto Canapino (a 9 unidades) amenazaba a los simracers. Y Juan Manuel Gómez, quien había llegado como otro de los líderes, quedaba cuarto. En cambio, comenzaban a desinflarse las pocas chances que tenían Fernando Borda, que clasificaba séptimo, y Franco Girolami que se metía undécimo.

En el comienzo del Sprint, Bleynat se fue ancho en el tránsito de la horquilla. Canapino quedaba segundo. Mientras que en plena recta principal, Girolami lo tocaba al debutante Fabián Yannantuoni, quien volcaba aparatosamente frente a la entrada a boxes. En el primer paso por la entrada a la viborita, Leandro Juncos entró en trompo y lo enganchó a Bleynat, que terminaba despistado a la altura de la variante junto a otro Honda, el de Borda.

Entretenidas peleas en pista entre los Renault de Gómez y Matías Milla, los Chevrolet de Franco Vivian y Bernardo Llaver. También se destacaron los avances de Juan Manuel Silva y Facundo Ardusso, que no había podido clasificar y desde el fondo remontó hasta el séptimo puesto. Pero lo más interesante sucedía en la punta con Canapino, que podía superar antes del final a Lezaeta para llevarse la carrera clasificatoria.

LA GRAN FINAL

La carrera definitoria fue para mirarla de pie. En las primeras vueltas sucedió de todo. Luego de una largada magnífica, Ardusso se encontró peleando la punta con Canapino en la segunda vuelta. Vivian se mezclaba en la discusión, y Lezaeta y Gómez se retrasaban al cuarto y sexto puesto, respectivamente.

Un pelotón de punta inquieto le ponía muchos interrogantes a una definición en la que a esa altura ya no sabía de favoritos. Todo podía pasar. Muchos toques y maniobras al límite que involucraban a los candidatos podían cambiar el destino del campeonato. Canapino tampoco estaba exento al error. Incluso los padeció. Un par de excesos en la horquilla, le hicieron perder al arrecifeño la punta con Ardusso y entrar en la línea de fuego de una carrera caliente y abierta.

Una final apasionante. Canapino la pasaba mal y caía al cuarto puesto. Incómodo en la disputa, perdía con Vivian y también con Lezaeta. Hasta que llegó el momento de quiebre. Inesperado. Fue en la vuelta 7. A Vivian le empezaban a aparecer los inconvenientes con el volante que los arrastra desde la fecha de Centenario (problemas de configuración) y se retrasaba. Y pocos metros más adelante, Ardusso desaparecía de la acción cuando abría el octavo giro de la competencia. El piloto de Renault sufría la desconexión por falta de internet en su casa de Las Parejas. Increíble, pero real… Los fierros son así, en el mundo del simracing.

A todo esto, Canapino había vuelto a superar a Lezaeta por lo que con la salida de Ardusso, heredaba el primer lugar. A partir de allí, Canapino corría con la necesidad de ganar y Lezaeta con la calculadora en la mano. El piloto oficial Chevrolet necesitaba vencer y que Lezaeta y Gómez terminaran del octavo puesto para atrás.

Fueron diez vueltas de un duelo titánico entre Canapino y Lezaeta por la punta. En el medio, Gómez se trenzaba en la disputa con Llaver. Girolami y Juan Angel Rosso brindaban un mano a mano fantástico por el quinto puesto en la parte final y Borda cerraba una prolija tarea para alcanzar el tercer escalón del podio.

Fue victoria de Canapino. El cuarto ganador distinto en cuatro fechas de un “Campeonato de las Estrellas”, que después de los triunfos de Bleynat, Lezaeta y Gómez, también tuvo a un piloto real entre sus vencedores. Y a un simracer como campeón. Maximiliano Lezaeta, con tres pole position, un triunfo y dos segundos puestos, es el justo monarca del Súper TC2000 eSport.

Se podría decir que retiene el título Lezaeta, porque en el 2019 este productor de seguros de Olavarría también ganó el Campeonato Presentación del “Flow e-Racing Championship”. Ese logro le dio la oportunidad de ingresar a este “Campeonato de las Estrellas” y ser seleccionado por el Juncos Racing para su equipo eSport. Hace ocho años que compite en simuladores y a los 24 años, acaba de ganar su decimonoveno certamen en el mundo del simracing. Un verdadero talento de las carreras virtuales, con el perfil de un piloto de raza, que creció en los autódromos viendo a su padre y primo salir campeones en múltiples certámenes zonales. Maxi nunca pudo correr en la vida real, pero se dio el gusto de consagrarse frente a los mejores pilotos del país… Y eso no es un juego. Salud, Campeón!

POSICIONES FINALES DEL "CAMPEONATO DE LAS ESTRELLAS"