El regreso en Argentina: los ojos puestos en Austria

El automovilismo sigue inactivo, pero lo que se haga en el Gran Premio de Austria será clave para saber de qué manera será el regreso en Argentina.

Medidas que se pueden cumplir, distancia social, protecciones, y poca gente en boxes. Se hicieron 4.000 tests de Covid-19 y sin positivos en lo que va de la semana del Gran Premio, y todo con mucho orden y protocolo sanitario. Lo que se está viendo de la primera fecha de la Fórmula 1 es fundamental para saber si en Argentina el regreso está cercano o lejano.
 
La pandemia en pleno invierno no cede y por consecuencia la cuarentena se mantiene. No hay automovilismo en Argentina, salvo en algunos lugares puntuales del interior que han comenzado tibiamente la actividad con trabajos de pruebas. La espera se hace muy larga y la inquietud por el regreso también. Los números están en rojo en la mayor parte del ambiente de las carreras y ningún sector escapa a la dramática situación. Han desaparecido los los ingresos, las reservas estan casi agotadas y las urgencias afloran. 
 
Está claro que es necesario empezar cuanto antes, pero hay que hacerlo de la mejor manera y con el mayor cuidado posible. Ya se ha planteado desde este sitio que hay que ser realistas, por más ganas que se tengan para empezar y por más protocolos que se hagan, las decisiones pasarán por las autoridades políticas y sanitarias del país, y en todo caso por los Gobernadores de las provincias y hasta los Intendentes. Hoy, no queda otra alternativa que esperar  para que una vez establecidas las reglas de la "nueva normalidad", ver de qué manera el automovilismo se reorganiza y arranca.
 
Hubo reuniones importantes con autoridades que deciden a nivel nacional. Carlos García Remohi presidente de la CDA del ACA, hace unos días fue claro al decir que la actividad no arancará antes de agosto. En ese sentido la Jefatura de gobierno de Buenos Aires también se pronunció en el mismo sentido con vistas a las prácticas en el autódromo de Buenos Aires. En las últimas horas se confirmó que la fecha del Rally Mundial de este año en Córdoba no se realizará y Brasil frenó el inicio de Stcok Car.
 

La verdadera muestra para saber si es posible el regreso en los próximos tiempos está puesta en este fin de semana con el arranque de la Fórmula 1 con el Gran Premio de Austria.

 
Los protocolos deberán cumplirse sin excepciones, hay estrictos controles bajo la atenta supervisión de FIA y de las autoridades sanitarias. Se harán entre 12 mil y 15 mil tests de Covid-19 en las dos semanas de las dos carreras que se disputarán en Austria. Es decir que cada cuatro días se hará un hisopado a cada uno de los pilotos, directores, integrantes de equipos, y paddock. 
 
Trabajará la cantidad de personal esencial, no habrá grilla multitudinaria, se correrá sin público, sin los motohomes de los equipos, y no habrá podio. El barbijo o máscara serán obligatorios, se deberá cumplir la distancia social y se hará trabajo en burbuja. En algunos lugares de Viena y en Graz principalmente, se hicieron controles de Covid-19 a personal de hoteles, turismo y gastronomía desde hace tres semanas. Los traslados fueron con vuelos especiales, con itinerario certificado y sin salida de los hoteles.
 
¿Se podrá hacer todo esto en el regreso en Argentina?
 
La FIA trabajará en base a estos protocolos globales para todos sus países miembros y cada país (cada Federación) deberá definir de acuerdo con su realidad. Por eso, hay que tener muy en cuenta que de los resultados de la fecha de Austria podría depender gran parte del avance para el regreso en nuestro país. Será el primer paso, y es el momento que el automovilismo puede dar en examen más difícil en su regreso.
 
Hay que mirar muy atentos todo lo que pase en Austria. Si existen medidas que se pueden cumplir en Argentina habrá que asimilarlas y activarlos, ya que los protocolos de FIA se están aplicando y de sus resultados dependerá el éxito del Mundial de F1 y el regreso del resto de las categorías.
 
Brasil tuvo que frenar el inicio del Stock Car este mismo fin de semana y espera definirlo. La Confederación del país vecino dejó librados a los Estados la potestad para autorizar o no carreras. En Argentina es diferente el sistema federal, pero si de algo sirvió el modelo de Brasil es que no deben apresurarse los tiempos. Por más que duela.

Son momentos difíciles, pero existe la chance del regreso de la mejor manera posible. Lo que ocurra en Austria este fin de semana será crucial para saber qué se hará en Argentina, qué no, y cómo se puede trabajar en función de la vuelta a las pistas. 

Es decir, la luz al final del túnel.