Huayra Tricolore el nuevo juguete de Pagani

Diez años después de hacer lo propio con el Zonda, Pagani vuelve a vincularse con el famoso equipo de acrobacias de la Fuerza Aérea Italiana con una edición especial del Huayra

La relación entre Pagani y el escuadrón de vuelo acrobático de la Fuerza Aérea Italiana y uno de los más prestigiosos del mundo, viene de larga data.

El Pagani Zonda Tricolore, es una de las ediciones más especiales del icónico deportivo italiano, diseñado por el argentino Horacio Pagani, con solo tres unidades fabricadas en 2010. 2010.

Ahora, 10 años espués,  Pagani vuelve a rendir homenaje a este escuadrón por su 50° aniversario con el Pagani Huayra Tricolore, un modelo tan espectacular y exclusivo como su predecesor y donde de nuevo la bandera italiana y los motivos heredados del mundo de la aviación son los estandartes del superdeportivo.

Huayra Tricolore

La carrocería del Huayra es de color azul oscuro que deja ver la fibra de carbono de la que se compone, con distintas piezas en un color más claro y metalizado a modo de contraste como los faros, los bordes de las tomas de aires o el interior de sus nuevas llantas de aluminio con diseño espiral, y por supuesto una franja lateral con los colores verde, blanco y rojo de la bandera tricolor que representa a Italia.

Pagani Huayra Tricolore

Además este Huayra Tricolore llega con un frente que incorpora un splitter frontal más pronunciado equipado en un parachoques delantero rediseñado con nuevos extractores laterales, logrando todo ello mejorar la carga aerodinámica y el funcionamiento del intercooler.

En la parte trasera viene con un difusor trasero optimizado y un fino alerón fusionado con la carrocería a través de tres aletas de tiburón incluyendo una central.

Al mismo tiempo en la parte trasera hay una nueva toma de aire que le da mayor refrigeración al motor V12 biturbo de AMG de 6.0 litros con  829 hp de potencia.

Pagani Huayra

Ese mismo estilo inspirado en la aviación se aprecia en detalles como el tubo de Pitot en el centro de su capó que utilizan los cazas para medir la velocidad del aire, mientras que en el interior no falta tampoco toques especiales como una palanca de cambios hecha de un solo bloque de aluminio y carbono antes de ser pulido a mano, acompañando a un aluminio adonizado en color azul y unos asientos con tapicería blanca y azul similar al Zonda Tricolore.